Home
¿Quiénes Somos?
Primera Dispensación de la nueva era: Actividad "YO SOY"
Segunda Dispensación de la nueva era: Actividad "El Puente a la Libertad"
Ley Oculta y Ley Abierta
¿Canalizaciones Confiables?
La Enseñanza Original
Conceptos Fundamentales
Instrucción Primaria
La Creación
La Presencia "YO SOY"
"YO SOY" Palabras Poderosas
Lámina Presencia´"YO SOY"
Los Siete Cuerpos
Los Chakras
La Ley Cósmica
Los Siete Principios
La Historia de la Humanidad
La Jerarquía Espiritual
Gran Hermandad Blanca
El Tribunal Kármico
Vida y Reencarnación

Maestro Ascendido

El Reino Angélico
El Reino Elemental

Maestros Ascendidos, Seres Cósmico y Divinos

Los Siete Rayos
El Fuego Sagrado (Las Llamas)
La Aplicación Diaria
La Meditación
La Llama Violeta
El Tubo de Luz
Los Decretos
La Visualización
Llaves Tonales (Música)
Meditaciones Diarias
El Chela y El Sendero
Las Siete Iniciaciones
Código de Conducta de un Discípulo del Espíritu Santo
La Ascensión
Crisis Actual

Campos de Fuerza Magnética (Actividad Grupal)

La Respiración Rítmica
Servicio de Transmisión de la Llama
Templos y Retiros
El Servicio (La ley de la Vida)
La Precipitación
Biblioteca
Galerías
Audio y Video
Clases Presenciales
Novedades y Eventos
Sitios Web Recomendados
Donación Amorosa
Contacto
Miembros del Grupo
Comprar Libros
Grupo Serapis Bey
A.M.T.F
English (Original Teaching)

 

 

INSTRUCCIÓN PRIMARIA LECCIÓN 12

"EL PUENTE A LA LIBERTAD"
Instrucción Primaria

LECCIÓN Nº 12

SANAT KUMARA SALVADOR DE NUESTRA TIERRA

PARTE I

CÓMO VENUS HA AYUDADO A LA TIERRA

En el planeta Venus, que pertenece al mismo Universo que la Tierra, en el mismo Sistema Solar, las grandes almas, de vez en cuando, se han desplazado voluntariamente renunciando a las glorias y felicidad de su propio planeta, para ayudar al progreso y evolución de la gente de la Tierra. Estas almas se someten al exilio voluntario y se encarnan como hijos de los hombres y mujeres que están aprendiendo sus lecciones como miembros de la raza humana.

Una de las restricciones actuales de la vida sobre la Tierra es que cada alma entrante debe someterse a la pérdida voluntaria de la "conciencia consecutiva", que es una de las facultades naturales de la Vida en el planeta Venus. Cuando tal alma encarna en la Tierra, se vuelve ajena a su gloria pasada, la visión interna se embota, la misión se desdibuja y hasta el hecho del exilio es desconocido para su conciencia externa. A pesar de que los cuerpos interiores brillan con un Fuego Celestial, es sólo por los destellos de la intuición, o un sentido de "nostalgia del hogar" que tal ser está consciente de su Hogar Planetario Celestial.

Si una persona es afortunada con sus padres, entorno y circunstancias, a medida que avanza espiritual y materialmente, puede despertar lo suficiente para realizar algún servicio para la gente de la Tierra, y levantar la cortina a muchas posibilidades que podrían proporcionar un futuro más glorioso para su gente.

En una vida terrenal, lo más probable es que conozca muy pocos de este tipo de personas, pero cuando se produce tal contacto, uno suele sentir la estimulación que le dan a la Llama del Corazón, para ayudarla a expandirse a una Luz mayor.

¡De este modo, ellos son los precursores de ese tipo de civilización que la Tierra manifestará un día!

La radiación del planeta Venus es una constante efusión de Amor y Belleza. El presente servicio de los planetas, a través de su gente, es ayudar a la Tierra a cambiar su radiación de un grito de dolor, a una Canción de Alabanza armoniosa y pacífica. La Tierra ha sido literalmente "salvada" por Uno de los grandes gobernantes de Venus que vino a la Tierra junto con Su séquito de Señores y Ayudantes Cósmicos.

Este Ser grande y maravilloso es el que conocemos como el Amado SANAT KUMARA!

DISOLUCIÓN QUE UNA VEZ AMENAZÓ LA TIERRA

Hace siglos, el planeta Tierra llegó a un punto de crisis donde estuvo destinada a ser disuelta por esos Poderes de la Luz a cargo de los asuntos planetarios. Debido a la llegada de "las almas rezagadas" a las que se les dio encarnación sobre la Tierra, la atmósfera, la gente y el planeta se contaminaron hasta el punto en que no había iluminación o radiación de la Tierra que compensase el uso de la vida. La Armonía y la Música de las Esferas fueron tan afectadas por la discordia en los pensamientos y sentimientos de la gente, que los Grandes Señores Solares invocaron a una reunión del Consejo Cósmico en el que se decidió que la Tierra debía ser disuelta, y la sustancia elemental de la cual fue compuesta, se devolviese a la materia primordial sin forma, para ser utilizada en una nueva y constructiva Creación que manifestase la Voluntad de Dios.

Es Ley de la Vida que, para sostener una forma inteligente, debe haber una reciprocidad (compensación) a la Fuente Universal, por la inversión de la Vida otorgada a esa forma.

Sin embargo, esta decisión también creó problemas propios, ya que la disolución de la Tierra habría hecho "huérfanos planetarios" a las corrientes de vida asociadas con el planeta, dejándolas sin un planeta físico sobre el cual completar su evolución.

Como gobernante del planeta Venus, el Amado Sanat Kumara asistió a este Concilio Cósmico, y cuando oyó la decisión del Concilio, se ofreció a venir a la Tierra y liberar desde Su propia Llama del Corazón, la Luz y Amor requeridos para sostener el planeta hasta que Su propia gente pudiera aprender de nuevo a derramar Luz y Amor, para hacer eso por sí mismos. Se esperaba que esto durara sólo unos cuantos siglos, pero la recalcitrancia continua de la gente hizo necesario que el Amado Sanat Kumara permaneciera en la Tierra, como un exiliado de Amor, durante varios millones de años. Es parte de la Ley Cósmica que una vez que un individuo se ofrece voluntariamente para un servicio, no puede ser liberado de ese voto hasta que otra parte de la Vida esté preparada y se ofrezca a asumir la responsabilidad de ese servicio. Por lo tanto, el Amado Sanat Kumara no pudo ser liberado de la Tierra hasta que algún otro Ser, que perteneciera a la Tierra, estuviese preparado para tomar Su lugar.

No hay palabras para expresar el Amor que este Gran Ser derramó, o la Paciencia que Él ha tenido que ejercitar, para permanecer en esta Estrella Oscura siglo tras siglo. Uno de los Seres Ascendidos ha dicho: "Incluso los Maestros mismos apenas pueden comprender Su Amor y Su Paciencia mientras miraba a la raza durmiendo -todos potenciales Portadores de Luz- eligiendo adormilarse, mientras Él daba su máxima radiación para mantener a la Tierra, que fue su hogar, donde residir, -no solo durante un siglo o dos, sino durante millones de años-. La Tierra es un pequeño globo giratorio que, en esta Galaxia, no es más que una partícula de polvo, y cuya Luz, si es apagada, apenas llegaría a ser un parpadeo en el resplandor del Sistema Solar. Sin embargo, es el hogar planetario de diez mil millones de corrientes de vida que sólo pueden lograr su maestría si la Tierra se sostiene como su cuna".

DISCURSO DEL AMADO SANAT KUMARA

Hago la venia ante la Inmortal Llama de Vida dentro de sus corazones, ya que esa Llama los trajo aquí hoy. Las corrientes han sido ahora invertidas. Hasta ahora, la personalidad forza­ba la Llama de Vida a servirle en la satisfacción de los apetitos y pasiones del ser. Ahora la Llama es ama, y atrae al ser externo siempre al punto en que los Maestros de Sabiduría lo requieren, a fin de prestar el mayor servicio posible a la causa.

Dentro de esa llama está tu patrón Divino. Escudriñando esa Llama, he decidido dar Mi servicio a tu dulce Tierra, a sabiendas de que algún día esa llama se convertiría en la LUZ DEL MUNDO.

INVITACIÓN AL CONCILIO

Hace mucho, mucho, pero mucho tiempo, como dicen en los cuentos de hadas, fui invitado a un gran concilio de representantes de los soles de nuestra galaxia. Yo era el único representante oriundo del planeta Venus. ¡Ah, Venus, Estrella de Luz, Mi hogar, apenas puedo decir tu nombre debido a la dulce nostalgia que Me llena el pecho con sólo pensar en ti! En este Concejo, se decidió que la sustancia elemental, que había sido sostenida en la matriz de la Tierra, fuera liberada, y que la mismísima Tierra —en vista de que no contribuía con armonía ni luz alguna al universo— fuera disuelta a su nada original.

Al regresar a Venus, pensé profundamente en los millones de corrientes de vida que se convertirían en huérfanos planetarios de implementarse  este Decreto. En vista de que momentos de gran importancia enfatizan cosas pequeñas, todavía puedo recordar, al tiempo que caminaba por nuestro jardín donde el amor de Mi corazón, Venus, estaba sentada, el contorno de una nube, y cómo el sol la besaba  al pasar por el cielo. Yo no quería revelarle a Venus Mis pensamientos  acerca de ofrecerme de voluntario a servir a la Tierra.

Recuerdo bien el sonido del agua que surgía desde el corazón de la fuente y que luego caía musicalmente en la piscina de lirios. Todavía puedo decirles cuántas tiras estaban entretejidas en Mis sandalias, ya que las  contaba una y otra vez, tratando de llegar a una decisión.

Finalmente, Venus —quien, por supuesto, sentía todos Mis pensamientos y sentimientos— dijo: "¿Por qué no visitas la Tierra y ves si sientes que puedes beneficiarla haciendo tan tamaño sacrificio?" ¡No puedo describir el alivio que Me inundó ante la dulce liberación de Ella! Ya que cuando se ama a otro más que a la vida misma  grande es el sacrificio al darle a dicho individuo la liberación para  partir en un servicio cósmico, a sabiendas de las centurias que dicha partida entrañará.

Fue así como vine a la Tierra. Y escudriñando la Llama de Dios que contenía  el patrón de perfección para las corrientes de vida, sentí que ameritaba  todo el Amor, toda la Paciencia y toda la Luz requerida para acelerar la llegada de ese día. Regresé a Venus y le informé a Mi amada acerca  de Mi decisión; y luego le informé a nuestro Concejo, compuesto de  quienes constituían el cuerpo gobernante del estado. Todos y cada uno de ellos, sin excepción, se ofrecieron a ir antes que Yo a preparar la  Tierra para Mi venida. De este grupo, treinta almas fueron escogidas y sus nombres están inscritos con fuego en Mi corazón por toda la eternidad. Durante mil largos años, ellos laboraron en la Tierra para preparar Shamballa para nuestra venida.

 ORIGEN DE LOS ESPÍRITUS GUARDIANES

Mientras tanto, la voz se regó por el espacio interestelar, y de otras estrellas, planetas y sistemas llegaron mensajeros de Luz, ofre­ciendo ayudarnos en Nuestro empeño. Finalmente, nueve mil seres fueron escogidos —tres mil para encarnar como seres humanos, tres mil en los reinos Dévico y de la Naturaleza, y tres mil ángeles.

De los tres mil que habrían de ser los espíritus guardianes de la Tierra en forma humana, mil ya han ascendido a su liberación, y los dos mil restantes son aquéllos que fueron escogidos por Serapis Bey, y a quienes se les dio la dispensación de la Ley Cósmica en Enero del año pasado. Ellos recibieron la bendición especial del Señor Maitreya, pero los doscientos mil a los que se le dio la dispensación en Julio son corrientes de vida que pertenecen a esta Tierra. Esto explica la mayor resistencia de sus cuerpos internos, y a través de la corriente de vida de la amada Zora, y de la cortesía de nuestra bendita anfitriona (Mary Myneta),1 el Señor Maitreya envolverá esta noche a estos doscientos mil adicionales en Su Llama Cósmica de Amor Cósmico, lo cual los capacitará para responder más rápidamente en el futuro inmediato.

Finalmente, cuando llegó el momento cósmico y Shamballa estuvo lista, Me preparé para partir. La estrella, que es Mi insignia espiritual, se elevó encima del planeta Venus, y la gente se familiarizó con el hecho de que algo inusual estaba a punto de ocurrir. Y fue así como partí de Mi amada, de Mi planeta y de Mi gente, para permanecer como un exilado voluntario durante siglos de tiempo. Los diminutos puntos de luz en los corazones de los treinta que esperaban (sacerdotes de Venus) constituyeron una vista bienvenida, al tiempo que volvimos Nuestra atención hacia la Tierra —y allí habitamos hasta hoy.

Y la llama en sus corazones, dulces guardianes de la Tierra y su gente, es Mi esperanza de liberación para regresar a Mi hogar celestial.

LOS TREINTA QUE VINIERON DE VENUS

De todos los bienaventurados de Venus que estuvieron ante los Señores Universales del Karma, y se ofrecieron a venir a la Tierra antes que su Señor, Sanat Kumara, y prepararon un hogar para Él, treinta corrientes de vida fueron aceptadas como la Guardia avanzada para los grandes Kumaras. Estas treinta almas eligieron voluntariamente aceptar las restricciones kármicas limitadoras, ocasionadas por nacer en la raza humana -no por una vida o dos, sino durante siglos desconocidos-. Luego fueron escoltados a la atmósfera superior de la Tierra para residir dentro de las Octavas de Luz, bajo el cuidado amoroso y la hospitalidad de los Señores del Segundo Rayo, hasta que las condiciones pudieran ser preparadas para su primera encarnación

Debido a la rápida acción vibratoria de sus Seres y de tales naturalezas puras y hermosas, no era fácil encontrar padres (en la Tierra) a través de los cuales tales espíritus encantadores pudieran tomar forma.

Sólo fueron elegidas las mejores corrientes de vida por los Constructores de la Forma, e invitadas ante los Señores del Karma para examinar si podrían cualificarse (graduarse) para llegar a ser los canales en la Tierra para tales Visitantes Cósmicos. Doce de los hijos de la Tierra así lo lograron, y los detalles de su encarnación, asociación, matrimonio, etc. se pusieron en marcha para que los que esperaban, pudieran tener su primera oportunidad de atravesar el velo del reino de la forma física. En cada conjunto de padres, nacieron cinco de estas almas -una vez más representando la Mano de Dios en acción- esta vez preparándose para la venida del Señor del Amor.

Después de la primera encarnación, durante novecientos años, estos benditos seres regresaron una y otra vez, buscándose uno al otro; y recordando lo mejor que pudieron, a través del velo que compartían con toda la raza, su Divino Propósito, Voto y Destino. Lenta pero seguramente, la Ciudad del Puente fue construida a partir de la sustancia primordial de la Tierra. El más selecto mármol, sus joyas más preciosas, su Oro más puro, las flores más bellas, los árboles frutales más abundantes y los arbustos más verdes, se trajeron desde las cuatro esquinas de la Tierra agradecida; a quien le debían su sustento estos Visitantes que trabajaban con la Visión de la llegada de Su Señor siempre delante de Sus ojos, y dentro de las cámaras secretas de Sus corazones.

Muchas de las mareas habían bajado y subido alrededor de las columnas ascendentes del Puente de Mármol que se elevaba desde un mar azul para conectar el continente con la Isla Blanca, antes de que la última hora de Visitación estuviera sobre ellos. Muchos cuerpos desgastados habían sido dejados a un lado agradecidamente, sólo para tomar una nueva forma infantil y comenzar de nuevo el Trabajo del Amor, antes de que la Estrella Polar Lemuriana, brillando en los Cielos, señalase, a través de las nubes de su asumida consciencia, que la Hora estaba sobre ellos.

A través de los siglos, cada generación había pasado a la generación siguiente el conocimiento de la misteriosa Estrella Polar, que debía señalar el momento por el que trabajaban sin cesar y desinteresadamente. Cuando la Estrella alcanzó su cenit, todo estuvo preparado, y el Amado Sanat Kumara, con Su magnífica Guardia de Honor, llegó para residir en la Tierra.

CONSTRUCCIÓN DE SHAMBALLA

¡Piensen en el amor desinteresado de estos treinta seres de Venus que estuvieron dispuestos a abandonar su propio planeta donde sólo se expresaban la Felicidad, la Armonía, la Belleza y la Perfección, para encarnar a través de cuerpos humanos y crecer en una atmósfera, un ambiente y una radiación de una humanidad que se había hundido tan bajo, que la Ley Cósmica había decidido disolver el planeta Tierra donde habitaban! Estas personas de Venus estaban dispuestas a hacer el sacrificio para que pudiera haber una morada adecuada para su amado Señor, Sanat Kumara, cuando Él llegase a la Tierra.

El Shamballa original en el planeta Venus era, y es, magnífico más allá de todas las palabras para describirlo. Allí habita la hermosa Dama Venus, El Amado Sanat Kumara, Su Querida Hija Meta, y los otros Kumaras, y los Señores de la Llama. Desde Shamballa dirigen todas las actividades gubernamentales y religiosas de Su planeta. Los treinta que encarnaron en la Tierra tuvieron que imprimir en su conciencia y en sus cuerpos etéricos una imagen de esa magnífica Ciudad de Shamballa como había en Venus. Luego, después de atravesar los cuerpos más densos de la gente de la Tierra, despertaron en forma infantil, adquirieron una cierta herencia de la raza, el karma nacional y familiar y también estaban sujetos a la “banda del olvido”. A medida que crecieron hasta llegar a la madurez, tuvieron que extraer de sus recuerdos intuitivos el diseño de la ciudad que habían conocido en Venus.

Reunidos por los lazos de un interés común en una causa, estas personas comenzaron entonces el trabajo de encontrar el lugar adecuado para la hermosa ciudad que iba a ser el Hogar de su Señor. Tuvieron que encontrar el material con el que se iba a construir, y con el trabajo de sus propias manos, diseñaron y construyeron con mármol y piedra la contrapartida física de la visión que sostenían dentro de sus mentes. No era muy diferente de lo que nuestros discípulos están haciendo hoy. No había nubes de Gloria Celestial; ni ir y venir de Seres Angélicos. Sólo había una visión en la mente de personas dedicadas.

En el este de Asia, ahora se extiende un gran desierto en la ubicación de lo que una vez fue la gloriosa ciudad de Shamballa. Ahora se conoce como el desierto de Gobi, que entonces era un hermoso mar interior, en el centro del cual se extendía una isla verde y brillante, que era conocida como la "Isla Blanca", y sobre esta isla estaba construida la ciudad sin edad de Shamballa.

Los constructores no siempre nacieron en las cercanías del Mar de Gobi. Algunos viajaron a través de mares y continentes -atraídos por el tirón magnético de lo que pensaban, muchas veces, que era sólo un sueño- con la esperanza de encontrar otros con la misma mente y corazón. Vinieron juntos como extraños, de diferentes familias, de razas diferentes, pero se fueron uniendo entre sí por este sueño efímero. Luego uniendo sus energías y creyendo en su visión comenzaron su colosal tarea.

Más de una vez durante ese período, después de haber construido sólidos cimientos para sus Templos, poner con cuidado las amplias calles y plantar pequeños árboles que iban a convertirse en magníficos árboles, grandes hordas de seres incivilizados y salvajes de la raza humana, descendieron de la colinas, mataron a los habitantes de la ciudad y destruyeron los hermosos edificios en los que la gente había trabajado muy duro para crearlos. Sin embargo, tan pronto como les fue posible, volvieron de nuevo a la encarnación y comenzaron a reconstruir todo de acuerdo con el antiguo sueño y patrón. Después de trabajar contra el tiempo, porque había un Momento Cósmico más allá del cual la Ley Cósmica no proporcionaría a la Tierra más energía, la Ciudad fue completada y preparada para la venida del Señor del Mundo, Amado Sanat Kumara.

LLEGADA DE SANAT KUMARA

Ahora, la Naturaleza y los hombres elegidos estaban listos; la hora final de la ‘iniciación’ de la Tierra había comenzado. El Polo de la Estrella Lemuriana marcó la llegada de Sanat Kumara. Cuando este Gran Ser dijo adiós a Su pueblo, a Su Estrella y a Su Amada Venus, Él y otros tres Kumaras, junto con Su Corte de Ángeles y Maestros, se elevaron a la atmósfera de Venus, mientras desde dentro del aura de Venus se alzaba la gran Estrella que es la Insignia Espiritual de Sanat Kumara. Ah, en Venus sabían que cualquier Actividad Cósmica era anunciada mediante la presencia de esa Estrella. Por tanto, cada corazón en Venus estuvo enfocado en esa Estrella, esperando el Mensaje de ese momento.

Los grandes Kumaras y Su Corte se elevaron lenta y majestuosamente mientras derramaban Sus Bendiciones a Su planeta. Y cuando la Estrella se movió hacia el exterior, estos Señores del Amor dejaron Venus y viajaron hacia el aura de la Tierra. Todos en Venus cayeron de rodillas, y un hermoso himno de Amor y Bendición, teñido con la tristeza de la partida, brotó y envolvió a las figuras que partían en un Manto de Amor Sagrado.

Según los Kumaras se acercaban a la Tierra, que entonces giraba oscuramente sobre su eje inclinado, los treinta constructores de la Ciudad de la Isla Blanca, se arrodillaron agradecidos de que el Magnífico Templo estuviera listo para el gran Señor del Mundo. Cuando los Kumaras descendieron con Gracia y Dignidad, la Llama Triple-Envolvente, comenzó a arder sobre el Sagrado Altar, y así comenzó el largo servicio del Amado Sanat Kumara, Señor del Mundo; manteniendo viva la Luz Espiritual dentro de los corazones de los seres humanos. Un Kumara animaba los Poderes de la Llama Azul; otro la Llama Dorada, y otro la Llama Rosada. Cuando Sanat Kumara entró en la Llama Triple Envolvente, ésta fue instantáneamente unida a las "chispas de Luz” en los corazones de todas las corrientes de vida de la Tierra. De este modo ha sostenido Sanat Kumara la identidad de todos los que pertenecen a las evoluciones de la Tierra.

En el momento en que los Kumaras tocaron la Tierra en este poderoso acontecimiento, Su gran Aura de Llama Rosada cubrió la Tierra, y de repente, Confort, Esperanza y Paz entraron en los corazones de los hombres; las flores marchitas levantaron sus pétalos; los pájaros cantaron de nuevo; y los niños volvieron a reír y jugar. ¿Qué era aquel misterioso éter invisible que había entrado en la atmósfera misma de la Tierra? Sólo treinta seres que esperaban lo sabían -era la Presencia de su Amado Señor ¡SANAT KUMARA!-.

Este fue el comienzo de la Acción de Gracias Cósmica en la Tierra, porque la Llama de Acción de Gracias ha proseguido exteriorizándose rítmicamente desde Shamballa, desde el día en que los treinta seres se arrodillaron ante la venida de su Señor, con reverente Amor y Gratitud. Ésta ha crecido en poder a medida que cada corriente de vida ha tomado conciencia de los beneficios que han sido derramados por ella constantemente. Así Sanat Kumara y Su Corte llegaron y tomaron residencia en la Tierra -no sólo durante siglos, sino durante millones de años, ¡y se convirtieron en exiliados de Amor!-.

Cuando cada uno de nosotros, así como toda la humanidad, seamos ascendidos y se estemos libres en la Luz destellante de Dios, llevando las vestiduras de la inmortalidad, será porque Sanat Kumara creyó lo suficiente en nuestra Luz y Vida para hacer por nosotros lo que cada uno debería haber hecho por sí mismo, incontables eones de tiempo atrás. Si Él no hubiera prestado este servicio, las evoluciones de la Tierra habrían pasado por la "segunda muerte" y, por lo tanto, la conciencia individual habría dejado de existir.

¡PIENSEN EN ESTO! Estamos compensando nuestra propia Existencia sirviéndole a Él, a los Maestros Ascendidos y a los Seres Cósmicos, y a toda la humanidad. Estamos pagando por nuestra inmortalidad a través de eones de tiempo que aún no han sido desplegados, donde y cuando llegaremos a estar (algún día) debido a Su amor.

¡Nosotros vemos cada amanecer la flor que nos da su perfume; y cada amigo y ser amado que alegra nuestros corazones! ¡Disfrutamos porque tenemos Vida!, ¡-esa Vida que es el don de Su Paciencia, Su Servicio y Su Amor, al sostener la obligación a la Vida de TODOS USTEDES-!

Sanat Kumara y los que vinieron con Él desde Venus han sido llamados los Señores de la Llama de la Inmortalidad porque, en Su descenso al Corazón de Shamballa, trajeron una concentración de la Llama que nunca se había conocido antes en la Tierra, porque representaba la acción vibratoria de Venus. La Llama que se exteriorizó en Shamballa se ha intensificado durante millones de años desde su llegada a la Tierra. Ella derrama la Clave de Venus y la vibración de esta Estrella superior, en la atmósfera y conciencia de la Tierra y su gente.

La acción de la Llama de Shamballa fue diseñada para crear centros generadores de auto-conciencia de Luz, a través de la corriente de vida de cada ser humano que habita la Tierra; y como cada hombre, mujer y niño es un Portador de Luz potencial, el único propósito de la Presencia de Sanat Kumara sobre la Tierra ha sido desarrollar esos Centros de Luz dentro de todos los que pertenecen a este planeta.

PERÍODO DE CONTEMPLACIÓN

Aquí deben ser dedicados algunos momentos a meditar sobre la instrucción que se ha dado.

Debe ser oída una música suave, incluyendo la Llave Tonal del Amado Sanat Kumara... -"Capricho Vienés"- F. Kreislcr... Amado Gautama -"Canción de la India"- Rimsky Korsakov... Señor Maitreya -"Ah, dulce misterio de la vida"- V. Herbert.

PARTE II

LA GRAN HERMANDAD BLANCA

Cuando el Sol de este Sistema dirigió la Llama dentro de la Luz Universal, y con los Constructores Elohímicos, creó los planetas de nuestra cadena, ciertos Seres de un Orden y desarrollo Superior, se ofrecieron para venir y, con la dirección del Padre Sol, llegaron a ser Guardianes y Maestros de las Razas que se iban a desarrollar como Seres Divinos en el transcurso del Día Cósmico.

A medida que cada planeta se convirtió en el punto focal para la evolución de una porción de las corrientes de vida atraídas por nuestro Sol, estos Seres Guardianes entraron en la atmósfera del planeta presentemente activo, y a través de la radiación de Su Amor, el Poder de Su Luz y los Dones de Su Sabiduría, permitieron a los espíritus más jóvenes alcanzar la madurez de Dios.

Cuando la Tierra se convirtió en el escenario de la mayor actividad de nuestro Sistema Solar, estos Seres se trasladaron a Su Esfera de Influencia y formaron el estímulo espiritual que se convirtió en la atmósfera de la primera Edad de Oro de la Perfección, la Inocencia y la Paz.

La refulgencia de Sus cuerpos y Su cercanía con las gentes de estas edades tempranas, lo convirtieron en un proceso fácil para completar su evolución; pero la Ley Cósmica requería que, lo más pronto posible, un Orden Espiritual se desarrollara a partir de esta raza infantil, quienes serían los Maestros y Guardianes de su propio pueblo, permitiendo así a los Exiliados Cósmicos volver a la Esfera Natural de Su propia Actividad y Luz.

Fue Voluntad de Dios que se formara una Hermandad a partir de aquellas mismas corrientes de vida que han vivido mucho dentro del resplandor y la bendición de sus hermanos y hermanos mayores de otras cadenas planetarias; pero por una razón u otra, ninguna corriente de vida que había tenido su origen en el planeta Tierra parecía captar esta vibración, sino que todos vivían en un estado de feliz inocencia, completando su ronda de evolución y ganando la Ascensión sin contribuir, en nada, a las razas siguientes. Entonces, sobre Lemuria y la Atlántida, los recién atraídos seres espirituales, descendieron aún más en la materia (o densidad), al romper la Ley de Armonía, Belleza y Amor. En este tiempo, el Sol del Sistema fue llamado ante el Sol-Padre, y la Tierra debía ser borrada como un experimento imperfecto e inútil.

Sanat Kumara y los Bienaventurados Seres de Venus intercedieron entonces en favor de la Tierra y su humanidad en evolución, y se ofrecieron a entrar en la órbita de la Tierra, su atmósfera y el karma de su gente, con el único propósito y la intención de crear entre la raza humana un Consejo y Órgano Directivo, compuesto por miembros voluntarios de la raza, que atrajesen a otros y aumentasen su membresía por iniciativa propia. Así pues, el primer servicio a la Vida de Sanat Kumara, después Su entrada en la atmósfera de la Tierra, fue establecer un esquema de este Orden Espiritual que se conoce en el mundo de hoy como la Gran Hermandad Blanca. Por supuesto, no había nadie de la raza humana entre sus miembros; se compuso enteramente con estos mismos Seres Guardianes, los Arcángeles y las Huestes Dévicas.

El impresionante ‘momentum’ del Amor de Sanat Kumara, y el poder magnético de Su Llama del Corazón, fueron todo lo que Él tuvo para trabajar y despertar las almas de los seres humanos y exteriorizar, no por la fuerza o argumento, sino por el poder invisible y sin resistencia de su Amor, los sentidos espirituales durmientes de algunos miembros de la raza. Era una actividad impersonal total, en la que Él se comprometió durante muchos siglos, y ni Él ni aquellos que trabajaron con Él se permitieron designar una corriente de vida particular como posible miembro, dando a cada alma igual oportunidad para responder.

Eventualmente, se encontraron dos corrientes de vida de este tipo que solicitaron ser miembros. Uno más tarde se convirtió en el Señor Gautama Buda (ahora Señor del Mundo) y el otro se convirtió en el Cristo Cósmico, o Maestro del Mundo, Señor Maitreya.

Desde este pequeño comienzo, la Gran Hermandad Blanca ha crecido en fuerza y número, a través de los siglos, hasta que casi todos los Guardianes Cósmicos y Protectores han tenido sus lugares ocupados por los hombres y mujeres ‘dedicados’ de la raza humana.

Hoy en día, la Gran Hermandad Blanca trabaja con la misma premisa y con los mismos poderes del Amor Magnético y de la Bendición impersonal, y la respuesta del espíritu y el alma desde dentro de sí es el único pasaporte en activo para ser miembro.

Es costumbre que cuando un miembro de la raza humana se convierte en un miembro de la Gran Hermandad Blanca, tal persona está investida con una Bendición de la Estrella de Luz de Sanat Kumara. La iniciación que tiene lugar une la conciencia del ser externo con el cuerpo de Sanat Kumara para toda la Eternidad. Sin embargo, esto no tiene lugar hasta que, dentro del corazón del estudiante y discípulo, se crea una Estrella individual que, cuando se exterioriza, significa para la Hermandad que tal persona está 19 lista para unir su propia Vida personal con la Vida de Dios, en servicio para el bien del todo.

Trae gran Alegría y Felicidad al Amado Sanat Kumara, el colocar esa Estrella dentro de cada aura, tan pronto como la Luz del corazón signifique que el individuo está listo para aceptar, tanto esta bendición como la responsabilidad de convertirse en un Portador Luz; investido con el poder de cambiar el mundo de los sentimientos de todos con los que entra en contacto -no a través de los seres humanos, sino a través del Poder de la Llama, que es cada uno de los latidos en el corazón de uno.

La formación de la Gran Hermandad Blanca por Sanat Kumara se vio impulsada por la necesidad de restablecer una comunión consciente entre el Reino de los Maestros Ascendidos y la conciencia externa de la humanidad. Cuando el velo de la creación humana, tejida por la humanidad desde sus secretos pensamientos, sentimientos, palabras y acciones, hizo que se apartaran de la CONCIENCIA, de su propia Presencia "YO SOY", del Reino de los Ángeles y de los Seres Ascendidos Cósmicos, la humanidad estaba realmente en un estado de confusión y oscuridad externa. Así, la Orden se estableció en un esfuerzo por alcanzar las mentes de los POCOS que retenían la memoria de la conciencia real, en la que el Maestro, el Ángel, el Elemental y el Ser Humano, caminaron juntos hacia el cumplimiento del Plan Divino de Dios.

Desde el tiempo en que el Señor Gautama y el Señor Maitreya Se presentaron a sí mismos ante Sanat Kumara, pasaron por innumerables siglos de autodisciplina, abnegación y maestría, encarnación tras encarnación, -experimentando todas las vicisitudes que el Concilio Cósmico consideró que construirían en sus almas la fuerza, el amor y la constancia necesarios para que pudieran cumplir Sus funciones Cósmicas-.

Los que representan a la Hermandad en el mundo de los seres humanos, pueden tomar ejemplo de su Fundador Cósmico y de sus miembros, y al convertirse en tal poder magnético del Amor Divino, encontrarán que atraen hacia ellos a aquellos a quienes el Padre ha llamado, y que permanecerán, no debido a la lealtad personal, sino por la afinidad de la Luz del alma con la Esencia Espiritual, que es la Naturaleza de la Hermandad en este Universo.

LIBERACIÓN DE SANAT KUMARA

En la víspera de Año Nuevo de 1956, después de servir durante eones de tiempo en la Tierra, al Amado Sanat Kumara obtuvo Su libertad para regresar a Su propio planeta, Venus. La ceremonia real de Su partida no tuvo lugar hasta más tarde, en enero de 1956 de ambos, Shamballa y el Templo de la Fe del Señor Miguel en Banff, Alberta, Canadá. El Amado El Morya y Sus estudiantes de El Puente a la Libertad Espiritual, tuvieron mucho que ver con liberar la energía necesaria para producir muchos cambios que permitieron que Sanat Kumara fuera liberado, además de la gran preparación que el Amado Señor Gautama había hecho para estar listo para convertirse en el Señor del Mundo.

Fue el privilegio y honor de Amado El Morya presentar el Pergamino a Sanat Kumara que anunciaba Su Libertad Cósmica, y esto es lo que el Amado El Morya tiene que decir acerca de este gran acontecimiento, en un discurso que dio en el Santuario de Filadelfia el 31 de diciembre de 1955:

EXTRACTOS DEL DISCURSO DEL AMADO EL MORYA

31 de Diciembre de 1955

"Esta noche, toda la asamblea de la Gran Hermandad Blanca, atraída hacia el Royal Teton para esta gran ocasión, está reunida en la gran Cámara de Audiencias, -todos 21 profundamente atentos a las Actividades que se van a celebrar-.

"Sanat Kumara, Señor del Mundo, y Guardián del planeta Tierra, entra ahora. Él, que ha sostenido este planeta en el Sistema, llega de nuevo esta noche, con Humildad y Gracia, para recibir el Pensamiento-forma para el año 1956. Avanza lenta y majestuosamente. Primero, se inclina ante la Llama en el Altar; después toca la cabeza de cada uno de los cuatro patrocinadores con su mano, y luego entra en el Corazón de la Llama.

"Incluso a la vista externa del ser humano esta noche, el Royal Teton presenta la apariencia de una gloriosa catedral natural, con la luz destellante dentro jugando con la nieve en su cima. Mientras nos detenemos por un momento contemplando la belleza de esta gran cordillera, consideremos lo maravillosa que es la Naturaleza para crear esas magníficas agujas que apuntan hacia el Cielo, para recordar hasta al más mundano entre la humanidad, el Principio Divino detrás de toda Vida manifestada.

"Esta noche el Tetón está lleno de actividad. Los miembros de la Junta Kármica ya han tomado Sus lugares en los magníficos tronos de jade Chino, creados para usar con amor y gratitud por los Hermanos del Retiro. En torno a estos tronos, ha sido erigido un vasto anfiteatro en forma circular, por los Constructores de la Forma, con siete grandes niveles de asientos con los diversos colores de los Rayos. Aquí están sentados los individuos de la humanidad que han sido traídos, en sus cuerpos internos, por seres Angélicos.

"Los Miembros de la Junta Kármica están vestidos con tonos variados de color rosa suave, la querida Porcia llevaba un tono rosa profundo". Como Portavoz de la Junta, Ella está sentada en el centro -Su trono se eleva ligeramente por encima de los otros-. Su magnífica túnica está repleta de una sustancia cristalina -el largo tren barre en redondo, y se coloca en pliegues profundos en la parte delantera-; sobre su cabeza lleva la Corona de siete puntas, adornada en la frente con un enorme diamante rosa. Los demás Miembros llevan coronas similares, y el único punto de diferencia está en el tamaño de la joya central.

"Durante toda esta atareada jornada se han llevado a cabo las diversas actividades y ceremonias de la terminación del año "viejo" y del comienzo del "año nuevo". Y AHORA queridos, ¿cómo pondré en palabras las NOTICIAS ALEGRES que es mi Placer, Privilegio y Honor impartirles?

SANAT KUMARA RETORNA A VENUS

"Esta decisión por la Ley Cósmica vino como una sorpresa completa para todos, excepto para muy pocos de la Jerarquía Celestial, y fue Mi dulce privilegio y honor ser invitado a presentar el Pergamino anunciando Su Libertad Cósmica a Él, mientras Él estaba en meditación profunda dentro la Llama sobre el Altar.

Después de su recepción, Él permaneció durante algún tiempo mirando con profunda contemplación el Don de Libertad dentro de Sus Manos, mientras que la expresión de Alegría y Gratitud sobre los rostros de toda la multitud, al darse cuenta de su alegría mediante Mis palabras de presentación, fue muy bella de observar.

"El Señor Buda, que se ha estado preparando a través de largas edades para este momento, avanzó lentamente hacia la Llama, y Sanat Kumara, desde Su posición dentro de Ella, quitó la Corona de Su cabeza y la colocó suavemente sobre la cabeza del Señor Gautama, Quien se arrodilló para recibirla con Sus manos reverentemente cruzadas sobre Su pecho, en una actitud de Humildad y Gracia.

Sanat Kumara salió de la Llama y, al lado del Señor Gautama, bendijo y agradeció a la multitud presente y a toda vida por Su liberación, y expresó el deseo de permanecer en Shamballa como Regente hasta la expiración del tiempo establecido por la Ley Cósmica, hace unos años, para Su estancia en la Tierra,. El Señor Gautama gobernará como Señor del Mundo desde esta noche en adelante.

"Fue un clímax tremendo y sorprendente para una noche llena de acontecimientos, y estoy seguro de que esa vasta asamblea dio gracias a Dios por el privilegio de ser testigos de un Evento Cósmico ¡sin parangón en toda la historia de la evolución”!

SANAT KUMARA REGRESA A VENUS

Como se mencionó anteriormente, después de la liberación de Su exilio de las edades, Sanat Kumara se preparó para volver a Su propio amado planeta, Venus. Lo que sigue es un relato de ese gran acontecimiento por el Arcángel Miguel, de Cuyo Retiro partió el amado Sanat Kumara hacia Venus en la noche del 21 de enero de 1956:

DISCURSO DEL AMADO ARCÁNGEL MIGUEL

21 de Enero de 1956

"Es mi gran honor y privilegio reabrir las puertas de Mi Retiro aquí en el hemisferio occidental esta noche -y ¿con qué propósito?-. Para el gran y magnífico propósito de formar la plataforma -formando el ‘momentum’-, formando el momento real de energía sobre el cual el Señor del Mundo ascenderá, con majestuosa gloria y dignidad, a Su Hogar de Venus.

"La actividad comienza esta noche en Shamballa. Usted está, por supuesto, familiarizado con Shamballa -su Puente de mármol, los hermosos Templos que representan los Siete Grandes Rayos; la gran piscina central en la que actúan las magníficas fuentes de la Llama, y el hermoso Templo de Sanat Kumara con vistas al conjunto.

"Desde dentro de este Templo, Sanat Kumara ha reinado desde su llegada a la Tierra hace varios millones de años, y desde dentro de este Templo ha enviado a cada Mensajero de Luz que ha llevado el Mensaje de Dios y el Ejemplo de la Naturaleza de Dios. Este Templo está lleno de recuerdos para cada uno de ustedes y para cada uno de Nosotros como lo vemos esta noche.

"Sobre este Templo siempre han ondeado sobre su Cresta, la Bandera y el Estandarte de Sanat Kumara que es, por supuesto, el planeta Venus rodeado con la corona de laurel en un campo de color púrpura profundo. Esta noche, cuando el Estandarte se baje por primera vez desde su llegada, se elevará el estandarte del Señor Gautama -las dos actividades tendrán lugar casi simultáneamente-. Cuando la Bandera púrpura de Sanat Kumara baje, la Bandera dorada del Señor Gautama, mostrando el planeta Tierra rodeado con los colores del Cuerpo Causal -sobre un campo de oroocupará su lugar sobre el Templo.

"Ahora volvamos un momento atrás y veamos la actividad tal como ocurrió: el Estandarte de Sanat Kumara todavía está ondeando sobre el Templo, y ahora que todos los ojos están enfocados en él, cada Estandarte se sumerge en el reconocimiento, el amor y la gratitud por el Servicio que representa. Entonces, casi en la misma acción, el Estandarte Dorado del Señor Gautama, asciende donde ahora ondea, con pliegues ondulantes de color brillante, sobre la suave brisa. Es un momento muy solemne, y en cierto modo, un momento nostálgico, porque presagia cambio, no sólo para la Jerarquía Celestial dedicada al bienestar del planeta, sino también para la gente que evoluciona sobre él.

"La ceremonia final de la transición del poder de Sanat Kumara al Señor Gautama, así como la marcha de Sanat Kumara para Venus, tiene lugar en Mi Retiro en el Hemisferio Occidental, que, en sí mismo, tiene una verdadera significación”. Esos de Nosotros que tenemos el privilegio de ser testigos de verlo, nunca olvidaremos la solemnidad de esta gran ocasión.

"Los dos grandes Jerarcas se acercan uno a otro, desde ambos lados del gran Altar, suben los peldaños juntos y se paran uno frente al otro. Sus Cuerpos Causales resplandecen como grandes antorchas (idénticas en tamaño) con todos los gloriosos colores de los Rayos. Ahora, se acercan uno al otro hasta que se encuentran dentro de la Llama en el Altar donde se convierten en UNO, momento en el cual hay un tremendo destello de Luz, seguido por una expansión de la Llama que atraviesa toda la atmósfera de la Tierra. En ese preciso momento, el Cuerpo Causal de Sanat Kumara se retira del cuerpo de la Tierra, mientras que el del Señor Gautama lo envuelve en Su abrazo.

El Cuerpo Causal de Sanat Kumara se convierte en la aureola que lo rodea a Él y a Su séquito en el viaje a Venus.

"La transición a Su amada Estrella para Sanat Kumara y los que lo acompañaban, fue lograda en un hermoso carruaje formado con sustancia etérica, mediante el proceso de visualización de los discípulos en el plano terrestre, que eran conscientes de que esta transición tendría lugar dentro de un período de tiempo especificado. El viaje real se llevó a cabo, por supuesto, con la velocidad de la Luz, y casi inmediatamente, llegaron a la órbita de Venus. Mientras tanto, la Señora Venus había salido al encuentro de Su Señor. Ella fue acompañada por Su séquito, y cuando los dos séquitos se acercaron, Sanat Kumara descendió de su carruaje y se fue solo a reunirse con Su Reina.

"La Amada Señora Maestra Venus y toda su gente habían preparado para Su recepción el magnífico Templo original de Shamballa, que fue duplicado aquí en la Tierra para Él. Los grandes Kumaras, la Hueste Angélica, los Sacerdotes y Sacerdotisas, y el pueblo mismo están todos en un festivo estado de ánimo y en un estado de gran expectativa espiritual por su vuelta. Será un evento de exacto Momento Cósmico y Él aparecerá ante ellos como el que desapareció hace tantos eones.

Antes de salir de mi Retiro, Sanat Kumara habló a la Gran Hermandad Blanca, y a los iniciados y discípulos conscientes":

DISCURSO DEL AMADO SANAT KUMARA

"Querida y Bendita Jerarquía Espiritual. Ustedes han respondido a Mi Invocación del Corazón y formado la Gran Hermandad Blanca; Ustedes que han vivido y muerto, y vivieron de nuevo, edad tras edad, y era tras era, con el fin de transmitir la Causa de Dios al planeta Tierra, a ustedes, esta noche, doy Mi Corazón y Mi Mano. Como no hay separación en el Amor, estaré tan cerca de Ustedes como deseen tenerme. Yo no pienso dejarles permanentemente, -los Elohim, los Arcángeles, la Hermandad y los dulces discípulos luchadoressin el Confort y el consuelo de Mi Presencia, Mi Fuerza y Mi Momento.

Dios mío. ¡Somos tan UNOS en esta Transición Cósmica actual, como lo hemos sido antes!

"A Ti, Amado Gautama, cuya Gran Luz y expansión de la Conciencia han hecho posible que vuelva a ser parte de la evolución de Venus. ¡A Ti, Mi Hermano, doy el Amor de Mi Corazón!

"A todos y cada uno que ha respondido a la llamada del Amado El Morya, quien ha creído que había la capacidad y habilidad dentro del corazón humano de cooperar con los Seres libres en Dios, para remover los grilletes de limitación y sombras que tienen envueltas a las almas de los seres humanos ¡-a Vosotros Yo doy Mi Amor-!

"A los queridos discípulos les digo, ¿piensan que Yo podría olvidar la querida Tierra cuando tanto de Mi Vida, tanto de Mi Ser está entretejido en la sustancia de su gente, sus elementos, sus océanos y sus continentes? ¡Ah, no! ¡Yo estoy Alegre de tener Su forma purificada siempre delante de Mi vista!

"Acepto con placer los dones que tan amablemente Me ofrecen -los anillos y las Coronas para Mí y Mi Amada- que habéis tejido con vuestro propia sustancia del pensamiento. Esta noche, cuando entre en la órbita de Mi Propia Estrella y hable con Mi pueblo cara a cara por primera vez desde Mi partida, les hablaré de una raza más allá de lo que las palabras pueden describir; de una raza que ha creído en Dios a pesar de toda clase de agonías mentales, emocionales y físicas; y Mi gente será más rica en razón del ejemplo de un puñado de discípulos valientes, esparcidos por la faz de la Tierra; de su humanidad no despierta todavía como un todo, y de las demás evoluciones que luchan sobre ella.

¡Así, dulce Tierra, dulce Virgo, Amado Neptuno, Amado Aries, Amada Amaryllis, todo lo que está dentro del planeta y sobre él!- ¡Gracias por la oportunidad de servir!

"No hay tiempo en el servicio amoroso, gracias, amada Tierra, por tu hospitalidad y por el privilegio de tenerte dentro de mi seno. Gracias por permitirme participar en tu redención. Gracias por permitirme compartir tu victoria. Gracias por ser una anfitriona tan maravillosa, no sólo para Mí, sino para Mis Kumaras y las otras evoluciones que vinieron aquí desde Venus. Gracias por intentar entender Mi Presencia y por aceptar la Paciencia que es Mi Don dar. Gracias a Ti, Amado Miguel, por haber conservado la Llama de la Fe por la que está garantizada la Libertad de la Tierra. ¡Dios esté con todos hasta que vuelva!

Nota: Como resultado de este gran evento, habrá una triple actividad del Sagrado Triunvirato dentro del Cuerpo Gobernante de la Jerarquía Espiritual. Consistirá en que el Señor Gautama como el Señor del Mundo, el Amado Sanat Kumara como Regente y Consejero, y el Señor Maitreya que como Cabeza y Corazón de la Hermandad, actuarán en todo servicio ceremonial.

CARGOS DE LA JERARQUÍA ESPIRITUAL

Sosteniendo el Esquema Divino al que todos los Seres que sirven para exteriorizar la Perfección sobre la Tierra tienen acceso, está el gran Ser Cósmico conocido como la Guardiana Silenciosa, Amada Inmaculata.

El SEÑOR DEL MUNDO es la Autoridad Suprema para todas las actividades de la Jerarquía, y es el Dispensador de todos los Trabajos y Poderes de la Deidad. Sirve estrechamente con los Señores del Karma, el Maestro del Mundo, o el Cristo Cósmico. Este Cargo está ahora en poder del Amado Señor Gautama, cuya Luz y Aura se expandieron lo suficiente para que Él asumiera este Cargo en la víspera del Año Nuevo de 1956 y así liberará al Amado Sanat Kumara de Su exilio voluntario sobre el planeta Tierra.

En Su última encarnación, el Señor Gautama era el hijo de un Gobernante en la India, cuyo amor por su hijo era tan grande que no permitió que Gautama fuera consciente de la sordidez de ningún tipo. Sin embargo, en los últimos años, después de presenciar las condiciones angustiosas que prevalecían en el mundo, el Señor Gautama dejó Su hogar, Su riqueza y Su familia para buscar una explicación de estas cosas.

Después de siete largos años de búsqueda que incluyeron un "viaje interior" al Corazón de Dios, Él finalmente alcanzó la Iluminación. Aunque Él pudo haber permanecido en las Esferas gloriosas de Luz en ese tiempo, su Amor para toda vida era tan grande, que volvió de nuevo a las actividades mundanas de la vida cotidiana, pero decidió dar a conocer la instrucción y comprensión que Él había recibido en Su gran Iluminación.

Después de Su Ascensión, el Señor Gautama asumió el Cargo del Señor Buda, que Él sostuvo hasta Su elevación a Señor del Mundo, en la víspera de Año Nuevo de 1956.

El servicio del SEÑOR BUDA es encarnar el Amor de Dios y sostener el Fuego Espiritual en las almas de la humanidad, mientras están en el ambiente sobre la Tierra, donde se les exige desarrollar y madurar. El Buda, actualmente reduce la Naturaleza y Vibración del Reino de los Cielos con objeto de que el alma no esté completamente exiliada mientras está sobre la Tierra. Este Cargo es sostenido ahora por el Amado Señor Maitreya.

El INSTRUCTOR MUNDIAL, o CRISTO COSMICO, sirve bajo el Señor del Mundo y se esfuerza en desarrollar las mentes conscientes de la gente de la Tierra, conectando la radiación del Buda con la evolución de la Tierra. Él es el Ser que diseña cada Religión del Mundo, y habitualmente los servicios durante un período de alrededor de 14.000 años. Es Su servicio enseñar a todos los que llevan el Mundo de Dios a los seres humanos, y estimular los Centros Espirituales dentro de los siete tipos distintos y diferentes de la humanidad. Este Cargo, administrado por el Señor Maitreya, es administrado conjuntamente por los Amados Maestros Ascendidos Jesús y Kuthumi, quienes fueron elevados a este gran Cargo cuando el Señor Gautama se convirtió en Señor del Mundo, y el Señor Maitreya fue elevado al Cargo de Buda.

DISCURSO DEL AMADO SEÑOR GAUTAMA

"Les traigo el sentimiento y la sustancia de la Paz que ha sido Mi atmósfera durante eones de tiempo. Si la aceptan, esa Paz será para ustedes una parte permanente de su mundo.

"Enseñé en la India hace muchos cientos de años. Ahora casi toda la India elige reconocer y honrar Mis Enseñanzas, aunque hace 2500 años, sólo unos pocos monjes polvorientos y muchos pasajeros curiosos estaban interesados. Se lo que es caminar por la Tierra -viendo la angustia humana- y por eso, con un esfuerzo deliberado consciente, atravesé cada una de las Siete Esferas de la Conciencia Superior, para encontrar la Verdad Sagrada de la Vida -obediencia a las Leyes que no sólo aliviarían, sino que eliminarían y removerían completamente la recurrencia de tal angustia en el futuro-. Después de haber alcanzado Mi meta, después de haber encontrado esa Verdad, renuncié entonces a Mi derecho dado por Dios, de permanecer allí, y voluntariamente retorné a la Tierra para resucitar un casi totalmente incapacitado cuerpo, que había descuidado durante todos esos años. Ahora, después de 2500 años, hay muchos Santuarios construidos, conocidos por el nombre de ‘Budistas’.

"Como Señor del Mundo, Me hace muy humilde, muy agradecido y deseoso de expandir cada vez más el Amor Divino, hasta que todos sus esfuerzos sean coronados con el éxito de Dios.

¡Tal vez no sea un Señor espectacular del mundo, pero seré un ser amoroso! ¡Mi Rayo personal está anclado dentro de cada uno de sus corazones -llevando Mi Amor a ustedes, porque ustedes son la esperanza de la Jerarquía, así como de la Tierra y Su pueblo-"!

PERÍODO DE CONTEMPLACIÓN

Aquí se deben dedicar unos minutos a contemplar música tranquila y las palabras anteriores... ver el período contemplativo anterior, para las selecciones de música sugeridas.

PARTE III

ACTIVIDAD DEL SAGRADO SER CRÍSTICO

El Ser Crístico de cada corriente de vida perteneciente a este planeta fue creado por los Dioses Padre-Madre, mucho antes de que el ser personal entrase en la encarnación física. Este hermoso Ser Crístico desea, a través del ser personal, completar Su glorioso Patrón y Plan en el mundo de la forma, cumpliendo así el Edicto del Padre Eterno, y prestando un servicio particular que se añade a la gloria del Patrón y Plan Divino del Universo. Hasta que cada uno de los Seres Crísticos esté capacitado para cumplir Su Plan, la completa Perfección del Plan Divino Cósmico no se manifiesta, porque ningún otro Ser Crístico puede prestar el servicio particular de otro.

A través del uso desdichado del libre albedrío, los Seres Crísticos de la mayoría de esta evolución se han negado al cumplimiento, y sin embargo han sostenido la personalidad con la esperanza de que algún día la Gracia entrará en el corazón y la conciencia del ser exterior para que coopere en manifestar su razón de ser, y justifique el gasto de las energías de Dios, el Reino de la Naturaleza, el Angelical y el Elemental, y los reinos que han sostenido la vida en cada personalidad durante eones de tiempo. Sin embargo, la Ley Cósmica finalmente ha tomado parte, y se niega a permitir el gasto adicional de las energías puras de Dios, Ángeles, Maestros y Elementales, para sostener la locura de la personalidad humana. Así, en 1952, emitió un Edicto Cósmico de que dentro del siguiente período de veinte años, los Seres Crísticos de toda la humanidad tendrían que conectarse con Sus seres externos y servir a Su Propósito Cósmico, o la personalidad descenderá al Sistema Solar que se encuentre por debajo de este en el que están evolucionando, y allí se esforzarán por completar su servicio a Dios y al ser humano. Estos Seres Divinos desean completar Su servicio en la evolución a la que pertenecen, y por eso fue dada la Dispensación por medio de la cual el libre albedrío humano podría ser anulado y el Ser Crístico surja a través de la personalidad externa, y la obligue a que se realice el Plan Divino.

Hasta hace poco, el Señor Maitreya representaba al Padre de la Vida para todos los Seres Crísticos de la humanidad no ascendida, y a través de Su impulso y Poder, el Ser Crístico Individual estaba habilitado para acercarse al ser externo. Lo siguiente es una alocución del Amado y Sagrado Aeolus, dada cuando Él sostuvo el Cargo de Maha Chohán describiendo un servicio que el Amado Señor Maitreya prestó a toda la humanidad en una Ceremonia de Transmisión de la Ceremonia de la Respiración, no hace mucho tiempo.

HABLA EL MAHA CHOHAN

"El Ser Crístico de todos los miembros de esta evolución, incluidos los que no estaban en la encarnación de la época, y todos en los ámbitos astral y psíquico, estaban presentes para el servicio que el Señor Divino dio en todo el continente de Asia.

Estos hermosos Seres de Fuego Blanco se alzaban en el cielo con la Luz deslumbrante de su Presencia. La música más exquisita llenó la atmósfera. El amado Sanat Kumara y el Señor Gautama fueron los Invitados de Honor y se sentaron en tronos de mármol frente a la Hermandad.

"Los Seres Crísticos de toda la raza se reunieron en una gran espiral blanca brillante, de Seres Vivientes sobre la ladera, y Lord Maitreya entró en el centro de esta espiral, que se extendió en la atmósfera de la Tierra por más de 3300 metros, llevaban vestiduras blancas y su único adorno era un collar de flores blancas alrededor de su cuello.

"La Luz de la Presencia del Señor Maitreya es tan exquisita que uno siempre está atraído hacia esa Presencia sólo para bañarse en la sustancia de Su Amor Divino. Su cabello brillaba con el resplandor de la Divinidad y Sus hermosos ojos violeta estaban llenos del calor y amor que son Su Naturaleza. Una Paloma blanca como la nieve se posó sobre su hombro y dos hermosos Ángeles, también de blanco puro, caminaban detrás de Él portando un largo bastón blanco de donde florecía la flor mística de Shamballa.

"Todos estuvimos de pie al entrar en el círculo compuesto por los Seres Crísticos de toda la raza humana. Incluso Sanat Kumara y el Señor Gautama inclinaron Sus cabezas hacia Él, en honor a Su Servicio y Cargo como Cristo Cósmico.

"A medida que se acercaba el momento de la primera Inhalación, una Llama blanca y pura surgió alrededor de Su figura y desapareció dentro de Ella. La propia Llama se elevó de la Tierra en un Pilar de Fuego Blanco a la cresta de las Figuras Celestiales que lo rodean. En un momento dado, una ráfaga de música que contenía la Llave Tonal del Señor Maitreya, resonó desde dentro de la Llama y Todos la inhalamos, la bendijimos y la enviamos en su viaje alrededor del mundo.

"Simultáneamente, los Seres Crísticos de la raza se esparcieron y tomaron Sus posiciones por encima de los cuerpos físicos en los cuales Sus Llamas han estado ancladas a través de los siglos; y el Señor Maitreya volvió a aparecer desde dentro de las Vestimentas de la Llama -brillando como el Sol-. Con cada Respiración, los Seres Crísticos atrajeron la Llama de Su Poder Crístico Cósmico dentro Sus propios Corazones y luego, individualmente, la dirigieron a través del ser externo. Esto personalizó el flujo -dando cada Ser Crístico plena atención al ser externo del que es responsable-. Esta fue la primera liberación del Poder del Cristo Cósmico, a través de los seres personales de cada miembro de la raza humana, que tuvo lugar sobre este planeta. Ninguna corriente de vida perteneciente a la evolución de la Tierra, fue excluida de este servicio.

"Después de que la Llama hubo rodeado la Tierra durante quince minutos, entré en el Foco Central de la Llama, y de pie con el Señor Maitreya, llamé a los Mensajeros de Mi Cargo. De repente, aparecieron innumerables millones de palomas blancas, cada una de las cuales voló con Mi bendición y entró en el aura del Ser Crístico de cada corriente de vida, duplicando así el servicio prestado al Maestro Jesús cuando fue bautizado por Juan el Bautista bajo la Presencia Bendita del Señor Divino, hace dos mil años.

"Al concluir esta parte de la Ceremonia, el Coro Celestial comenzó las grandes Canciones Cósmicas de Alabanza al Corazón de la Creación; entonces la hermandad e Invitados se unieron a la canción y todos sentimos y residimos en el Corazón de la Paz. Este servicio se rindió nocturnamente durante treinta días en este tiempo, para proporcionar los ‘momentums’ tan necesarios a la humanidad. ¡”Que cada estudiante sienta la Presencia de Su Ser Crístico y la Sagrada Paloma de la Paz”!

SHAMBALLA, HOGAR DE LA JERARQUÍA ESPIRITUAL

¡SHAMBALLA, Tú, un gran Centro Espiritual de los Iluminados de todas las eras; nos inclinamos ante Tu Presencia y nos aproximamos a Tu Sagrada Órbita y su radiante Aura con humilde Gratitud por el privilegio de saber que Tú existes! ¡Porque Tú eres (existes), nuestro planeta EXISTE hoy! Desde el Santo Corazón de Tus Salones Sagrados han salido TODOS los Mensajeros que han traído Luz a los hijos de los seres humanos, y dentro de Tu Santo de los Santos, habitaron Nuestro Señor, Rey y Salvador de esta dulce Tierra, el Amado Sanat Kumara, ¡el Anciano de los Días!

Durante los siglos que siguieron a La construcción de la hermosa ciudad de Shamballa en la Isla Blanca del mar interior de Asia oriental, una gran actividad cataclísmica, provocó muchos cambios en la superficie de la Tierra. Uno de estos trastornos causó la destrucción de la ciudad física, y el mar interior se convirtió en un desierto que hoy conocemos como El desierto de Gobi. Tras la destrucción de la Shamballa física, fue retirada en su totalidad al Reino Etérico sobre ese lugar, donde continuó siendo el Hogar de la Gran Jerarquía Espiritual del planeta Tierra.

PARTE IV

ESQUEMA PARA USAR EL DIRECTOR EN CLASE

1. Deben ser encendidas tres velas por el Director ANTES de que los estudiantes lleguen. Debe oírse música suave por lo menos una media hora antes de que la Clase comience, y todos deben sentarse quince minutos manteniendo SILENCIO y ABSORBIENDO la radiación.

2. Después de saludar a los estudiantes, el DIRECTOR describe una visualización, y luego la sigue con la INVOCACIÓN.

INVOCACIÓN

Querida y Amada Presencia de Dios "I AM" en nosotros, Fuente de todo lo que existe, en todas partes presente, y anclada dentro de cada uno de nuestros corazones y de todos los seres humanos, ¡Te amamos y Te adoramos! ¡Te reconocemos como el Dueño y Dador de nuestra vida, nuestra inteligencia, nuestra sustancia, nuestro TODO! ¡Llamamos a nuestros propios Sagrados Seres Crísticos y a los de toda la humanidad par que VENGAN AHORA y tomen el pleno mando y control de cada personalidad externa hasta que el Plan Divino para todos se manifieste y se sostenga eternamente!

Gran Hueste de Maestros Ascendidos y Grandes Seres Cósmicos, Amado Sanat Kumara, Señor Gautama, Amado Señor Divino y Maha Chohán; Séllennos en la poderosa actividad equilibradora de Su Amor, Sabiduría y Poder de Perfección, y permitan que la presión de Su Amor capaciten a nuestros Sagrados Seres Crísticos para tomar el mando de nosotros AHORA, eternamente sostenido. Les damos gracias.

3. LEER LAS PARTES I, II. III

4. BENDICIÓN

Sellados en la Poderosa Actividad Equilibradora de la Triple Envolvente Llama de los Corazones del Amado Sanat Kumara, Señor Gautama y Señor Kuthumi, Les damos gracias, Grandes Seres de Amor por su flujo a nosotros este día. Déjenlo derramarse a través de EE.UU., para bendecir cada parte de la vida que contactemos dentro de su Plan Divino cumplido. Amamos, Bendecimos y damos gracias a cada Uno de ustedes por Su largo y desinteresado Servicio a nuestra Tierra y a toda Vida en todo lugar.

Fuente: Folleto de Instrucción Primaria de "El Puente a la Libertad"

Malta

"LA LUZ DE DIOS NUNCA FALLA"

contador de visitas

Grupo "YO SOY"
Heredia, Costa Rica
Tel. (506)7105-9507 - E-Mail: ascension@grupoyosoy.org
Derechos de Autor: La Gran Hermandad Blanca.
La Verdad contenida en esta página es para beneficio de la humanidad, divúlga su contenido con discernimiento.