Home
¿Quiénes Somos?
Primera Dispensación
Segunda Dispensación
Ley Oculta y Ley Abierta
¿Canalizaciones?
La Enseñanza Original
Conceptos Fundamentales
Instrucción Primaria
La Creación
La Presencia "YO SOY"
"YO SOY" Palabras Poderosas
Lámina Presencia´"YO SOY"
Los Siete Cuerpos
Los Chakras
La Ley Cósmica
Los Siete Principios
La Historia de la Humanidad
La Jerarquía Espiritual
El Tribunal Kármico
Vida y Reencarnación
Maestros Ascendidos
El Reino Angélico
El Reino Elemental
Los Siete Rayos
Las Llamas (Fuego Sagrado)
La Aplicación Diaria
La Meditación
La Llama Violeta
El Tubo de Luz
Los Decretos
La Visualización
Llaves Tonales (Música)
Meditaciones Diarias
El Chela y El Sendero
Las Siete Iniciaciones
Código de Conducta
La Ascensión
Crisis Actual
Actividad Grupal
La Respiración Rítmica
Transmisión de la Llama
Templos y Retiros
El Servicio
La Precipitación
Biblioteca
Galerías
Audio y Video
Clases
Novedades y Eventos
Sitios Web Recomendados
Donación
Contacto
Miembros
Comprar Libros
Grupo Serapis Bey
A.M.T.F
English (Original Teaching)

 

 

EL ARCÁNGEL URIEL Y LA SEÑORA GRACIA

Arcángel uRIEL

EL AMADO ARCÁNGEL URIEL

El Arcángel Uriel sirve en el Sexto Rayo. Su servicio consiste en ministrar a todas las evoluciones pertenecientes a la Tierra (como diez millardos de almas aunque solo como tres y medio millardos está encarnadas a un tiempo). Él utiliza la hermosa túnica rubí del Sexto Rayo, y está rodeado de innumerables grupos de ángeles. Su Complemento Divino es la Arcangelina conocida como doña Gracia. Grandes legiones de la Corte de Uriel siempre están presentes en y alrededor de instituciones carcelarias, hospitales, prisiones, asilos de ancianos y algunos de Sus Ángeles siempre están presentes doquiera haya un alma afligida.

La verdadera naturaleza del servicio de Uriel. La Ministración, trae la Paz que antecede a toda Sanación permanente del alma, mente, cuerpo y asuntos. La Paz es un conductor de los Rayos de Sanación, porque cuando un individuo está en un estado de confusión su aura rechaza la Sanación que él desea: pero cuando está en paz, su aura acepta el Rayo de Sanación.

"Metafísica: 21 Lecciones Esenciales" Vol.2, por Werner Schroeder, Serapis Bey Editores S.A. Panamá

Malta

EL ARCÁNGEL URIEL Y LA SEÑORA GRACIA

URIEL, el Arcángel de la Ministración, ofreció ministrar a todos los que encarnan aquí y a toda vida en la Tierra, para traer sanación y paz al cuerpo, los sentimientos y la mente. Cada uno de los Ángeles Ministradores hacen lo mismo. Uriel ministra a todos lo que llaman a Dios por sanación o lo que pueda ser. Tiene grandes Legiones de Ángeles que asisten en la realización de Su servicio.

El Rayo Gemelo de Uriel es Doña Gracia, Quien encarna la virtud de la Gracia, la cual es un sentimiento. Es un sentimiento y no sólo un gesto. Doña Gracia es la representante de la Gracia en el Reino Angélico de manera similar a la que María representa la Gracia para la humanidad.

"La Ley de la Vida" Vol.2, A.D.K.Luk, Serapis Bey Editores S.A. Panamá

Malta

EL ARCANGEL URIEL

El Arcangel Uriel sirve en el Sexto Rayo. Su servicio es el de ministrar a toda la humanidad, la cual consiste de diez billones de seres algunos de los cuales están encarnados. De todos los ángeles que pueblan la atmosfera interna alrededor de la Tierra las legiones más grandes son las del Señor Miguel y las del Arcangel Uriel.

Cada persona tiene un ángel ministrador que tiene la misma tarea, de ofrecer ayuda individual en el momento en que ese ser encarna y sus mundos mentales y emocionales se activan. Mientras el individuo este creando karma, es la tarea del ángel ministrador sostener tanta paz como sea posible para él. Estos ángeles ministradores son conductores naturales tanto de PAZ como de SANACIÓN pero a veces es difícil hacer que la humanidad aquiete sus pensamientos y sentimientos lo suficiente como para recibir estos regalos.

Estos ángeles ministradores también necesitan de la CONCENTRACION. Mientras el cuerpo físico de un individuo duerme, su conciencia eterica está funcionando todavía en alguna parte! Si su conciencia está teniendo experiencias discordantes en el reino síquico, está creando karma destructivo. El ángel ministrador está obligado por ley cósmica a acompañar a tal ser y en cada oportunidad que tenga, proyecta un rayo de luz a la conciencia que está ayudando, con la esperanza de que quizás lo ayude a buscar más alto y desear más luz. No es fácil trabajar casi continuamente con un individuo por literalmente millones de años. Este es un caso de encarcelamiento voluntario por amor, que casi no tiene paralelo.

A los ángeles ministradores se les llama a veces “ángeles de la guarda”. Ocasionalmente nos dan una inspiración de hacer o no hacer una cosa. Por esta razón hay necesidad de quedarse en la gracia de escuchar. De esta manera podremos reconocer estas inspiraciones.

Reconozcamos diariamente a este amigo personal de las edades y tratemos de cooperar con el amorosamente manteniéndonos en armonía en todo momento! Si no fuera por estos seres trascendentales de luz, quienes se han dedicado a servirle a la humanidad, muchas corrientes de vida se hubiesen destruido a ellas mismas! Dios bendiga a los ángeles ministradores, a cada uno de esos benditos y Dios bendiga a nuestros amados Uriel y Doña Gracia por sostener para toda vida, el poder del amor y la gracia.

Uriel usa las hermosas túnicas rubíes del Sexto Rayo y está rodeado de miríadas de bandas de ángeles. Grandes legiones de su corte siempre están presentes en y alrededor de cárceles, hospitales, prisiones, hospicios para los ancianos, y algunos de sus ángeles siempre están presentes donde haya alguien angustiado.

La naturaleza intrínseca del servicio de Uriel –ministración- trae paz, la cual precede a toda sanación

permanente del alma, la mente, el cuerpo y asuntos. LA PAZ ES EL CONDUCTOR DE LOS RAYOS DE SANACIÓN, PUES CUANDO UNA PERSONA ESTA TRASTORNADO SU AURA REPELE EL DESEO DE SANACIÓN. PERO CUANDO ESTA EN PAZ, SU AURA ACEPTA EL RAYO SANADOR.”

El Arcangel Uriel se dirigió a los estudiantes de esta manera:

“Donde quiera que se invoque a Dios, ya sea silenciosa o audiblemente, ALLI ESTOY YO, AL INSTANTE, con la plenitud del amor, bendiciones, sanación, fe y poder del Todopoderoso de acuerdo con la CAPACIDAD DE RECIBIR que tenga la persona a la que la bendición es enviada.

“Recuerden! Tienen un ángel ministrador personal quien ha estado con ustedes por muchas centurias. Al llamarlo, DEJEN QUE ESTE ANGEL MINISTRADOR UNJA SUS CUERPOS INFERIORES CON SU SUSTANCIA Y SENTIMIENTOS DE AMOR DIVINO, LUZ Y GRACIA – de esta manera los ayudan a mantenerlos en paz sin importar cuales sean las apariencias o circunstancias humanas. Denles su atención completa, por solo unos momentos en el día, y acepen conscientemente en esos momentos dentro de sus sentimientos, la ayuda que él desea darte.

“USTEDES ESTAN SIENDO ENTRENADOS PARA CONVERTIRSE EN MAESTROS! LA LIBERTAD LLEGA CUANDO ERES MAESTRO CONSCIENTE DE TUS CIRCUNSTANCIAS Y PUEDES REGULAR CUALQUIER CLASE DE LAS MISMAS MEDIANTE EL USO DE LA LLAMA EN TU CORAZON. NO EXISTE OTRA LIBERTAD PERMANENTE!

“RECUERDEN, RECUERDEN, RECUERDEN – Uriel esta tan lejos de ustedes como una llamada! Solo con PENSAR EN DIOS me traerán en ese instante. Yo soy su amigo! Yo soy su servidor! Yo soy su compañero en la luz – URIEL, el mensajero del Mas Alto.”

El complemento divino del Arcangel Uriel es Doña Gracia, quien encarna la virtud de la gracia, la cual es un sentimiento. Los Maestros definieron la cualidad Divina de la gracia como un “merito” no ganado. Doña Gracia es la representante de la gracia en el reino angélico, así como la Madre María representa la gracia a la humanidad.

La Nota Tonal del Arcangel Uriel y la Arcangelina Dona Gracia puede ser encontrado en la melodía “Lullaby” (Canción de Cuna) por Brahms.

Biografías de 107 Maestros Ascendidos por Werner Schroeder

 

Malta

"LA LUZ DE DIOS NUNCA FALLA"

contador de visitas

Grupo "YO SOY"
Heredia, Costa Rica
Tel. (506)7105-9507 - E-Mail: ascension@grupoyosoy.org
Derechos de Autor: La Gran Hermandad Blanca.
La Verdad contenida en esta página es para beneficio de la humanidad, divúlga su contenido con discernimiento.