Home
¿Quiénes Somos?
Primera Dispensación
Segunda Dispensación
Ley Oculta y Ley Abierta
¿Canalizaciones?
La Enseñanza Original
Conceptos Fundamentales
Instrucción Primaria
La Creación
La Presencia "YO SOY"
"YO SOY" Palabras Poderosas
Lámina Presencia´"YO SOY"
Los Siete Cuerpos
Los Chakras
La Ley Cósmica
Los Siete Principios
La Historia de la Humanidad
La Jerarquía Espiritual
El Tribunal Kármico
Vida y Reencarnación
Maestros Ascendidos
El Reino Angélico
El Reino Elemental
Los Siete Rayos
Las Llamas (Fuego Sagrado)
La Aplicación Diaria
La Meditación
La Llama Violeta
El Tubo de Luz
Círculo Electrónico
Los Decretos
La Visualización
Llaves Tonales (Música)
Meditaciones Diarias
El Chela y El Sendero
Las Siete Iniciaciones
Código de Conducta
La Ascensión
Crisis Actual
Actividad Grupal
La Respiración Rítmica
Transmisión de la Llama
Templos y Retiros
El Servicio
La Precipitación
Biblioteca
Galerías
Audio y Video
Clases
Novedades y Eventos
Sitios Web Recomendados
Donación
Contacto
Miembros
Comprar Libros
Grupo Serapis Bey
A.M.T.F
English (Original Teaching)

 

 

LOS SIETE PRINCIPIOS UNIVERSALES

Espada Azul

"Los principios de la verdad son siete: el que comprende esto perfectamente posee la clave mágica ante la cual todas las puertas del Templo se abrirán de par en par".

Los Siete Principios sobre los que se basa toda la Filosofía Hermética son los siguientes:

1. El Principio del Mentalismo
2. El Principio de Correspondencia
3. El Principio de Vibración
4. El Principio de Polaridad
5. El Principio del Ritmo
6. El Principio de Causa y Efecto
7. El Principio de Generación

EL PRINCIPIO DE MENTALISMO

"El TODO es Mente, el Universo es mental".

Este principio encierra la verdad de que "TODO ES MENTE". Explica que el TODO, que es la realidad sustancial que se oculta detrás de todas las manifestaciones y apariencias que conocemos bajo los nombres de "universo material", "fenómenos de la vida", "materia", "energía", etc., y en una palabra, todo cuanto es sensible a nuestros sentidos materiales, es espíritu, quien en si mismo es incognoscible e indefinible, pero que puede ser considerado como una mente infinita, universal y viviente. Explica también que todo el mundo fenomenal o universo es una creación mental del TODO en cuya mente vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser.

EL PRINCIPIO DE CORRESPONDENCIA

"Como arriba es abajo, como abajo es arriba".
Este principio encierra la verdad de que hay siempre una cierta correspondencia entre las leyes y los fenómenos de los varios estados del ser y de la vida, y el antiquísimo axioma hermético se refiere precisamente a esto, y afirma: "Como arriba es abajo; como abajo es arriba", y la comprensión de este principio da una clave para resolver muchos de los mas oscuros problemas y paradojas de los misteriosos secretos de la Naturaleza. Hay muchos planos que no conocemos, pero cuando aplicamos esa ley de correspondencia a ellos, mucho de lo que de otra manera nos seria incomprensible se hace claro a nuestra conciencia. Este principio es de aplicación universal en los diversos planos, mental, material o espiritual del Kosmos: es una ley universal.

EL PRINCIPIO DE VIBRACIÓN

"Nada esta inmóvil, todo se mueve, todo vibra".

Este principio encierra la verdad de que todo esta en movimiento, de que nada permanece inmóvil, cosas ambas que confirma por su parte la ciencia moderna, y cada nuevo descubrimiento lo verifica y comprueba. Y, a pesar de todo, este principio hermético fue enunciado cientos de años por los Maestros del antiguo Egipto. Este principio explica las diferencias entre las diversas manifestaciones de la materia, de la fuerza, de la mente y aun del mismo espíritu, las que no son sino el resultado de los varios estados vibratorios. Desde el TODO, que es puro espíritu, hasta la más grosera forma de materia, todo esta en vibración: cuanto más alta es esta, tanto mas elevada es su posición en la escala. La vibración del espíritu es de una intensidad infinita; tanto, que prácticamente puede considerarse como si estuviera en reposo, de igual manera que una rueda que gira rapidísimamente parece que esta sin movimiento.

EL PRINCIPIO DE POLARIDAD

"Todo es doble; todo tiene dos polos; todo, su par de opuestos: los semejantes y los antagónicos son lo mismo; los opuestos son idénticos en naturaleza, pero diferentes en grado; los extremos se tocan; todas las verdades son semiverdades; todas las paradojas pueden reconciliarse".

Este principio encierra la verdad de que todo es dual, todo tiene dos polos; todo su par de opuestos, afirmaciones que son de otros tantos axiomas herméticos. Explica y dilucida las antiguas paradojas que han dejado perplejos a tantísimos investigadores, y que literalmente decían: "La tesis y la antitesis son idénticas en naturaleza, difiriendo solo en grado"; "los opuestos son idénticos en realidad, diferenciándose en su gradación"; "los pares de opuestos pueden conciliarse, los extremos se tocan"; "todo es y no es al mismo tiempo", "toda verdad no es sino media verdad"; "toda verdad es medio falsa", etc. Este principio explica que en cada cosa hay dos polos, dos aspectos, y que los "opuestos" no son, en realidad, sino los dos extremos de la misma cosa, consistiendo la diferencia, simplemente, en diversos grados entre ambos.

EL PRINCIPIO DE RITMO

"Todo fluye y refluye; todo tiene sus periodos de avance y retroceso; todo asciende y desciende. todo se mueve como un péndulo; la medida de su movimiento hacia la derecha, es la misma que la de su movimiento hacia la izquierda, el ritmo es la compensación".

Este principio incorpora la verdad de que en todo hay manifestada una moción medida, a un lado y otro; un flujo y un reflujo; un vaivén hacia atrás y hacia adelante; una mengua y una crecida como una marea; una pleamar y una bajamar; entre los dos polos que existen de acuerdo con el principio de polaridad descrito hace un momento. Hay siempre una acción y una reacción, un avance y un retroceso, una Ascensión y un descenso. Y esta ley rige para todo: soles, mundos, animales, mente, energía, materia. Esta ley lo mismo se manifiesta en la creación como en la destrucción de los mundos, en el progreso como en la decadencia de las naciones, en la vida, en las cosas todas y, finalmente, en los estados mentales del hombre, y es con referencia a esto último que creen los hermetistas que este principio es el mas importante.

EL PRINCIPIO DE CAUSA Y EFECTO

"Toda causa tiene su efecto; todo efecto tiene su causa: todo sucede de acuerdo con Ley; el azar no es mas que el nombre que se le da a una ley no conocida; hay muchos planos de causalidad pero nada escapa a la Ley"

Este principio encierra la verdad de que todo efecto tiene su causa, y toda causa su efecto. Afirma que nada ocurre casualmente y que todo sucede conforme a la Ley. La suerte es una palabra vana, y si bien existen muchos planos de causas y efectos, dominando los superiores a los inferiores, aun así ninguno escapa totalmente a la Ley. Los hermetistas conocen los medios y los métodos por los cuales se puede ascender más allá del plano ordinario de causas y efectos, hasta cierto grado, y alcanzando mentalmente el plano superior se convierten en causas en vez de efectos.

EL PRINCIPIO DE GENERACIÓN

"La generación existe por doquier; todo tiene sus principios masculino y femenino; la generación se manifiesta en todos los planos".

Este principio encierra la verdad de que la generación se manifiesta en todo, estando siempre en acción los principios masculino y femenino. Esto es verdad, no solamente en el plano físico, sino también en el mental y en el espiritual. En el mundo físico, este principio se manifiesta como "sexo", y en los planos superiores toma formas mas elevadas, pero el principio subsiste siempre el mismo. Ninguna creación física, mental o espiritual, es posible sin este principio. La comprensión del mismo ilumina muchos de los problemas que tanto han confundido la mente de los hombres. Este principio creador obra siempre en el sentido de "generar", "regenerar" y "crear".

Esta información es tomada del libro: El Kybalion, Tres Iniciados

El Kybalion (Editorial Sirio)

Malta

EL KYBALIÓN

El Todo

“Bajo, y tras de, el universo de tiempo, espacio y cambio, ha de encontrarse siempre la realidad sustancial, la verdad fundamental” (El Kybalion)

El Todo es Incognoscible en su esencia. Desde la lógica humana, el Todo se concibe:

Absoluto

Es todo lo que existe, no puede haber nada existiendo fuera de él, todo está en El Todo

Infinito

En el tiempo (eterno), en el espacio (ilimitado), en su vibración (vibra -se mueve- con una intensidad infinita, como si estuviera en reposo) y en poder (omnipotente)

Inmutable

No se puede cambiar, es La Ley, de donde proceden las leyes (pero él mismo no está sujeto a ellas)

El Todo es Espíritu (Esencia Real, Mente Viviente Infinita)

El significado de “espíritu”, en el Hermetismo, es: poder viviente, energía viviente, esencia de vida, esencia interna, fuerza animada, principio animador, fuerza mística, etc., diferente al significado religioso.

El Universo

Les propongo un breve ejercicio de meditación (aunque usted podría enriquecerlo y darle un realismo ilimitado con su imaginación), que les llevará menos tiempo que leer con atención lo que les voy a proponer (alguien puede ir leyendo el ejercicio mientras usted mantiene los ojos cerrados):

1) Cierre los ojos e imagine que ese fondo negro de su mente, hecho de energía mental (energía oscura), es una pantalla infinita tridimensional donde usted va a proyectar la creación, evolución y final del Universo.

2) Cuando usted lo desee, empiece a concentrar toda su atención en el centro de esa pantalla e imagine que ese centro está en el fondo de un cono (túnel que se va estrechando) muy profundo que va a empezar a recorrer ahora. El túnel se estrecha cada vez más, hasta llegar a un único punto ínfimo de color rojo oscuro. Imagine que es de una densidad y calor infinitos.

3) Cuando usted lo decida, visualice que ese punto rojo comienza a ensanchar poco a poco, al irse interpenetrando con su energía mental, emergiendo manchas oscuras, anaranjadas y amarillas al principio, y luego infinidad de puntos de materia, de diferentes tamaños, formas y colores, agrupados en conjuntos que forman espirales. Imagine que, a medida que la imagen se expande, está más cerca del comienzo del túnel.

4) Sienta que, a medida que la energía mental se hace más presente en la cada vez más compleja imagen, el espacio negro va siendo cada vez mayor en la maraña de formas y manchas de colores, situándose ahora la imagen en el primer tercio desde el fondo del túnel. Visualice las estrellas, los planetas, satélites, asteroides, cometas, y sus agrupaciones en galaxias (espirales).

5) A partir de aquí visualice cómo la materia creada se sigue separando por un aumento acelerado del espacio entre ella, debido a la cada vez mayor presencia de la energía oscura. Toda la creación se sitúa ahora a los dos tercios de la distancia a partir del fondo.

6) Ahora visualice, y también sienta, cómo la energía va desgarrando (separando) todo lo creado: empezando por las galaxias, y cuerpos celestes, pasando por todas las formas de vida, hasta los átomos y las partículas subatómicas. Esa imagen está ya en el primer plano de su pantalla mental.

7) A continuación sienta que todo se ha desgarrado, que todo se ha desligado, que la energía oscura lo ha interpenetrado todo, a la vez que los ínfimos puntos de materia estallan, y se disuelven en el fondo negro original de su mente. La proyección ha terminado, ¡ya puede retirarse de su meditación, y abrir los ojos!

¡Enhorabuena, porque la obra ya está hecha!, y ¡en un abrir y cerrar de ojos...!

Este ejercicio es una simulación de la apasionante propuesta hermética de la creación, evolución y final del Universo, que les expondré a continuación, a la vez que podría considerarla una película de ciencia ficción muy inspirada en el conocimiento más actual acerca del Universo, debido a los datos aportados por la sonda espacial Wilkinson Microwave Anisotropy (WMAP), que les expondré después.

Concepción hermética del Universo

El Todo es Uno, no hay nada fuera de él (ningún material externo), y no se reproduce (porque implicaría sustraer y transferir una porción de sí mismo, lo que implicaría una multiplicación o adición), por lo tanto el Universo es una creación mental del Todo, y Todo es Mente, “El Universo es mental, sostenido (existe) en la mente del Todo” (Principio de Mentalismo, El Kybalion)

Lo anterior se deduce del Principio de Correspondencia, porque la única forma en que un hombre puede crear, sin materiales externos y sin reproducirse, es mentalmente (ver Género mental). El Todo crea el Universo mentalmente, de una manera semejante al proceso por el que el hombre crea imágenes mentales.

El Principio de Género (igual que los demás principios o leyes) se manifiesta cuando El Todo crea el Universo: DIOS, el padre, el Padre Mente, el Principio Masculino, el aspecto de “Ser” (del Todo), proyecta su voluntad hacia la NATURALEZA, la Madre Mente, el Principio Femenino, el aspecto de “Devenir”, que comienza el trabajo de evolución del Universo (desde la partícula más elemental, pasando por el hombre, hasta los seres más evolucionados).

El YO (Padre Mente) proyecta su voluntad, y es testigo de la creación de imágenes (pensamientos, ideas) mentales en el MI (Madre Mente).

Los antiguos hermetistas usan la palabra “meditación”, y también “contemplación”, al describir el proceso de la creación mental del Universo en la mente del Todo, pero la idea más exacta sería la del empleo de la atención divina. “Atención” tiene raiz latina, que significa “extenderse, estirarse”. El acto de atención es realmente una “extensión” mental de energía mental.

- Etapa de Involución

El proceso de creación mental del Universo consiste en el rebajamiento de la vibración (mental) hasta un grado mínimo de energía vibratoria, donde se manifiesta la forma de materia más grosera posible. Este proceso se llama la Etapa de Involución, en el que El Todo se “envuelve” o “arropa” en su creación, que se corresponde con el proceso mental de un artista, escritor o inventor, que se arropa (arrebata) de tal modo en su creación mental que casi olvida su propia existencia, y el cual, durante la actividad creadora, casi “vive en su creación”. Se habla también de “efusión” de la energía divina en referencia a esta etapa de la creación del Universo, en la que la fuerza creativa se manifiesta de forma compacta, como un conjunto, y las vibraciones se vuelven cada vez más bajas hasta que finalmente el impulso cesa (momento en el cual empieza la oscilación de retorno). Es el polo extremo del proceso creativo, el que se considera como el más apartado del Todo (Principio de Polaridad).

- Etapa de Evolución

Es el comienzo de la oscilación de retorno del péndulo del ritmo: “volver al hogar” (Principio del Ritmo). Comienza el movimiento hacia arriba, y todo comienza a moverse en dirección hacia el espíritu, desde la materia más grosera, pasando por la aparición de la vida, hasta formas cada vez más elevadas de vida: la mente se vuelve cada vez más evidente elevándose constantemente las vibraciones. Desde el comienzo de la etapa evolutiva, o de “absorción”, se manifiesta la Ley de Individualización: la tendencia a separarse en unidades de fuerza. La energía no individualizada (de la etapa involutiva) retorna a su fuente como incontables unidades de vida altamente desarrolladas, habiéndose elevado cada vez más alto en la escala por medio de la evolución física, mental y espiritual.

La creación entera de un universo, incluyendo la Etapa de Involución más la Etapa de Evolución, que desde el punto de vista del hombre ocupa incontables ciclos de eones de tiempo (cada eon con incontables millones de años), es “como el parpadeo de un ojo” para El Todo, tras lo cual El Todo retira su atención (meditación, contemplación) del Universo, pues la gran obra está acabada, y todo es atraido adentro de El Todo, de donde emergió. Pero misterio de misterios, el espíritu de cada alma no es aniquilado, sino que es infinitamente expansionado: lo creado y el creador se funden. Así como El Todo se levanta de la meditación sobre el Universo, así el hombre, con el tiempo, cesa de manifestarse sobre el plano material, y se retira cada vez más adentro del espíritu interno, que es en verdad “el ego divino”.

La muerte no es real, incluso en el sentido relativo, ya que es un nacimiento a una nueva vida. La vida es una evolución continua a través de los diferentes planos de la existencia.

¿Por qué crea universos El Todo?

Una razón implicaría una causa, y El Todo está por encima del Principio de Causa y Efecto... Es, por tanto, impensable, en la misma medida que El Todo es incognoscible. La respuesta está encerrada en el Ser interno del Todo, junto con su secreto de existencia.

La Ley de Correspondencia (por la que se podría pensar en una “naturaleza interna” o un “instinto creativo”) se extendería sólo hasta ese aspecto del Todo del que puede hablarse como “el aspecto de Devenir”. Detrás de ese aspecto está “el aspecto de Ser”, en el que todas las leyes se pierden en LEY (todos los principios se funden en PRINCIPIO), y El Todo, principio y ser, son idénticos, uno y lo mismo.

Por tanto, la especulación metafísica sobre éste punto es fútil (poco importante o seria). Las leyendas dicen que Hermes Trismegistus, cuando se le hizo ésta pregunta, por sus estudiantes avanzados, respondió presionando sus labios firmemente, y no diciendo una palabra, indicando que no había respuesta. Pero también podría haber pretendido aplicar el axioma de su filosofía de que “Los labios de la sabiduría están cerrados, excepto para los oidos del entendimiento”, creyendo que incluso sus estudiantes avanzados no poseían el entendimiento que les titulaba para la enseñanza.. Si Hermes poseyó el secreto, dejó de impartirlo.

Irrealidad relativa del Universo

Para El Todo, el Universo, sus leyes, sus fenómenos, su vida, son como cosas observadas en estado de meditación o sueño. Sin embargo, para todo lo que es finito, el Universo debe ser tratado como real, y la vida, la acción, y el pensamiento, deben basarse en ello.

Si El Todo imaginase que el Universo es en verdad real, entonces no habría posibilidad de evolución desde lo inferior a lo superior, en dirección hacia lo divino. El Universo se volvería fijo y el progreso se volvería imposible.

La “Ley de la Paradoja” es un aspecto del Principio de Polaridad:

- Desde el punto de vista absoluto, el Universo es de la naturaleza de una ilusión, un sueño, una fantasmagoría, cuando se compara con El Todo en sí mismo. Todo lo que tiene un comienzo y un final debe ser, en un sentido, irreal y falso, y el Universo cae bajo la regla, en todas las escuelas de pensamiento. El Universo es insustancial, no duradero, algo limitado en el tiempo y espacio, sujeto a cambio. Desde el punto de vista absoluto, no hay nada real excepto El Todo.

- Para las mentes finitas que forman una parte de ese Universo, y lo ven a través de sus facultades mortales, el Universo es muy real, y debe ser considerado así. Por la sencilla razón de que no somos El Todo. Desde la razón humana se entiende incluso que lo que llamamos materia es sólo un agregado de átomos, que, a su vez, sólo son un agrupamiento de unidades de fuerza vibrando y en constante movimiento circular. Si le damos una patada a una piedra, sentimos el impacto por medio del cerebro, parece real. Sin embargo, tanto la piedra, como nuestro pie, como nuestro cerebro, son sólo un conjunto de átomos. Lo que le da “realidad” a éste hecho es nuestra Mente. Si no fuese por nuestra Mente, no sabríamos de nuestro pie, ni de la piedra.

La idea que el pintor, escultor, o escritor, trata de reproducir en lienzo, piedra, o papel, le parece muy real, siendo sólo mentes finitas. ¿Cual debe ser el grado de realidad en las imágenes mentales creadas en la mente del Todo? Para los mortales, este Universo de mentalidad es muy real y el único que podemos conocer nunca, aunque nos elevemos de plano a plano, cada vez más arriba en él. Para conocerlo de otro modo, por verdadera experiencia, tenemos que ser El Todo mismo. Sin embargo, cuanto más alto nos elevemos en la escala, y más cerca estemos de la Mente del Padre, más evidente se vuelve la naturaleza ilusoria de las cosas finitas, pero la visión no se desvanece realmente hasta que El Todo nos absorbe finalmente hacia sí. En El Todo vivimos, nos movemos, y tenemos nuestro ser. La materia es materia para nosotros, mientras habitamos en el plano de la materia; podemos controlarla (como lo hacen todos los maestros de mayor o menor grado), pero lo hacemos aplicando las fuerzas superiores, superamos las leyes inferiores aplicando leyes superiores, y sólo de éste modo. Pero sólo El Todo puede escapar a las leyes del Universo, porque es la Ley en sí.

El Principio hermético de Mentalismo, que explica que la verdadera naturaleza del Universo es Mental, no cambia la concepción científica del Universo, la vida o la evolución. La ciencia lo que hace es corroborar las enseñanzas herméticas. El gran filósofo inglés Herbert Spencer postuló la existencia de una “energía infinita y eterna, de donde proceden todas las cosas”. Ésta energía es la energía de la Mente de El Todo para la filosofía hermética.

El Principio de Mentalismo es el único gran punto de diferencia entre la ciencia moderna y los estudiantes herméticos, pero la ciencia está moviéndose gradualmente hacia la posición hermética. El Universo, sus leyes y fenómenos, son tan reales para los estudiantes herméticos, como lo son bajo un concepto del Universo como materia, o como energía. En todo caso estamos compelidos a actuar y vivir como si las cosas fugaces fuesen reales y sustanciales.

No vivimos en un mundo de sueños, sino en un Universo que, mientras que relativo, es real hasta donde nuestras vidas y acciones están concernidas. Nuestra ocupación en el Universo no es negar su existencia, sino Vivir, usando las leyes para elevarnos de lo inferior a lo superior, actuando lo mejor que podemos bajo las circunstancias que surgen cada día, y viviendo, hasta donde es posible, conforme a nuestras ideas e ideales más elevados. El verdadero significado de la vida no es conocido por los hombres en este plano, y quizás en ninguno, pero no cometeremos ningún error al vivir conforme a lo mejor que hay en nosotros, hasta donde es posible. Estamos todos en el sendero, y la ruta conduce siempre hacia arriba, con frecuentes lugares de descanso.

“Dentro del Padre-Madre Mente, los niños mortales están en el hogar”, “No hay ni uno sin Padre ni Madre en el Universo” (El Kybalion)

El Todo en todo

El Todo está en todo..., se puede comprender bajo la Ley de la Paradoja. El Todo es inmanente (inherente, permanece dentro, reside dentro) en su Universo, y en toda parte, partícula, unidad, o combinación, dentro del Universo. Esto se puede ilustrar con el Principio de Correspondencia: el espíritu del creador de algo es inherente a lo creado. El Todo está en el gusano de tierra, es inmanente en él, y en las partículas que lo constituyen (pero está lejos de ser El Todo).

En el grado en que el hombre realice la existencia del espíritu interno inmanente dentro de su ser, así se elevará en la escala espiritual de la vida. Esto es lo que significa el desarrollo espiritual: el reconocimiento, la realización y la manifestación del espíritu dentro de nosotros.

Los Siete Principios Herméticos

“Los principios (leyes) de la verdad son siete; aquel que conoce éstos, con comprensión, posee la llave mágica ante cuyo toque todas las puertas del templo se abren de repente” (El Kybalion)

1. Mentalismo: “El Universo es mental, sostenido en la mente del Todo”

2. Correspondencia: “Como es arriba, es abajo; como es abajo, es arriba”; afirma que este principio se manifiesta en los tres Grandes Planos, El Físico, El Mental y El Espiritual, cada uno dividido en 7 planos menores, a su vez subdivididos en otros 7

3. Vibración: “Nada descansa; todo se mueve; todo vibra”; una consecuencia de este principio es la Ley de la Atracción: “Lo semejante se atrae”, vibraciones semejantes entran en resonancia y se atraen, los pensamientos (que emiten vibraciones electromagnéticas) atraen lo correspondiente (lo que es afín en vibración)

4. Polaridad: “Todo es dual; todo tiene polos; todo tiene su par de opuestos; semejante y desemejante son lo mismo; los opuestos son idénticos en naturaleza, pero diferentes en grado; los extremos se encuentran; todas las verdades no son sino medias verdades; todas las paradojas pueden ser reconciliadas”

5. Ritmo: “Todo fluye, fuera y dentro; todo tiene sus mareas; todas las cosas suben y bajan; la oscilación del péndulo se manifiesta en todo; la medida de la oscilación hacia la derecha es la medida de la oscilación hacia la izquierda; el ritmo compensa”

6. Causa y efecto: “Toda causa tiene su efecto; todo efecto tiene su causa; todo sucede de acuerdo con la ley; casualidad no es sino un nombre para la ley no reconocida; hay muchos planos de causación, pero nada se escapa a la ley”

7. Género: “El género está en todo; todo tiene sus principios masculino y femenino; el género se manifiesta en todos los planos”

Malta

MENTALISMO Y SENTIMENTALISMO

"La Eterna Ley de Vida es: “Lo que piensas y sientes, eso traes a la forma: allí donde está tu pensamiento, allí estás tú, porque tú eres una conciencia; y aquello sobre lo cual meditas, en eso te convertirás.”

"Cuando permites que tu mente abrigue pensa­mientos de odio, condenación, lujuria, envidia, celos, crítica, miedo, duda o suspicacia, y permites que estos sentimientos de irritación se generen en ti, con toda seguridad tendrás discordia, fracaso y desastre en tu mente, cuerpo y mundo. En tanto que persistas en permitir que tu atención repose sobre tales pensamientos —trátese de na­ciones, personas, lugares, condiciones o cosas—, estarás absorbiendo dichas actividades en la sustancia de tu mente, tu cuerpo y tus asuntos. Es más, estarás obligándo­las —forzándolas— a entrar a tu experiencia.

"Todas estas actividades discordantes le llegan al individuo y su mundo a través de su pensamiento y sentimiento. A menudo el sentimiento se dispara antes de que uno esté consciente del pensamiento en la con­ciencia externa, la cual podría utilizarse para controlarlo; y esta clase de experiencia debería enseñarle al individuo lo grande que es la energía contenida en sus múltiples creaciones que se ha acumulado por cuenta de los hábitos.

"La actividad emocional de la Vida es el punto más desprotegido de la conciencia humana. Es la energía acumulada mediante la cual los pensamientos son im­pulsados al interior de la sustancia atómica, y es así como los pensamientos se convierten en cosas. Déjame decirte que no puede hacerse demasiado énfasis sobre la necesi­dad de VIGILAR LOS SENTIMIENTOS, ya que el control de las emociones juega el papel más importante de todos en la Vida para mantener el equilibrio de la mente, la salud del cuerpo, y el éxito en los asuntos y mundo de la personalidad de todo individuo. LOS PENSAMIENTOS NUNCA SE HACEN COSAS HASTA QUE SON REVESTIDOS CON SENTIMIENTOS.

"El Espíritu Santo es el lado sentimental o emocio­nal de la Vida -Dios— la Actividad del Amor Divino, o la Expresión Maternal de la Deidad. Por esta razón, se dice que el pecado contra el Espíritu Santo es el que angustia produce, porque cualquier discordia en los sentimientos transgrede la Ley del Amor, que es la Ley del Equilibrio, Armonía y Perfección.

EL MAYOR CRIMEN EN EL UNIVERSO CONTRA LA LEY DEL AMOR ES EL ENVÍO, CASI INCESANTE POR EL GÉNERO HUMANO, DE TODA ÍNDOLE DE SENTIMIENTOS IRRITANTES Y DESTRUCTIVOS.

"Algún día la raza se dará cuenta y reconocerá que las fuerzas destructivas siniestras que se manifiestan en la Tierra y en su atmósfera —generadas, te advierto, Por los pensamientos y sentimientos humanos— han entrado a los asuntos de los individuos o naciones únicamente por falta de control en las emociones de la experien­cia personal diaria de todos y cada uno de los hombres. Los pensamientos destructivos sólo pueden expresarse como acción, eventos o convertirse en cosas físicas atravesando el mundo de los sentimientos, ya que es en esta fase de la manifestación que tiene lugar la actividad de fundir el átomo físico sobre formas de pensamiento.

"Así como el ruido de una explosión repentina estremece el sistema nervioso de aquel que la escucha — estableciendo una sensación de temblor en la estructura celular del cuerpo—, exactamente de la misma manera las llamaradas del sentimiento de irritación estremecen, perturban y desarreglan la sustancia sutil de la estructura atómica de la mente, cuerpo y mundo de la persona que las envía —consciente o inconscientemente, con o sin intención.

"El sentimiento discordante es el productor de las condiciones que llamamos desintegración, ancianidad, falta de memoria y todas los demás fallas en el mundo de la experiencia humana. El efecto sobre la estructura corpo­ral es el mismo que el que se produciría sobre un edificio si el cemento que mantiene pegados los ladrillos recibiera repetidas sacudidas, las cuales aumentarían cada día que pasa. Este estremecimiento continuo desharía las partícu­las que componen el cemento; el edificio se vendría abajo en una masa caótica, y la forma dejaría de existir. Eso es lo que la humanidad está haciéndole constantemente a la estructura atómica del cuerpo humano.

"Darle expresión a pensamientos y sentimientos discordantes en uno mismo es el camino de menor resisten­cia, y es la actividad habitual del individuo subdesarrollado, indisciplinado y recalcitrante que rehúsa entenderla Ley de su propio Ser y llevar al ser personal —que no es más que su instrumento de expresión— a obedecer dicha Ley.

Todo aquel que no pueda (o no quiera) controlar sus pensamientos y sentimientos estará mal parado, ya que todas las puertas de su conciencia estarán abiertas de par en par a las actividades desintegradoras emitidas por la mente y emociones de otras personalidades. No se requiere ninguna fuerza, sabiduría o entrenamiento para emitir impulsos hirientes o destructivos: y los seres humanos adultos que hacen esto no son más que niños en su desarrollo del Auto-Control.

"El que sea tan poco lo que —de la cuna a la tumba — se le enseña a la humanidad acerca del control de las emociones, representa una verdadera mácula sobre la Vida del género humano. La mayor necesidad que hay en el mundo occidental hoy en día es darle ATENCIÓN a este punto en particular. Resulta fácil cederle el paso a pensa­mientos discordantes, sentimientos y actividades porque la masa de la humanidad está sumergida -como quien dice— en un ambiente y asociación creados en su totali­dad por ella misma.

Maestro Ascendido Saint Germain "Misterios Develados", pag.4, Serapis Bey Editores S.A. Panamá

Malta

LEY DE CAUSA Y EFECTO

"La Gran Ley que gobierna todas las formas —o la Ley de Causa y Efecto— tolera la iniquidad del hombre hacia el hombre únicamente hasta cierto punto. Cuando la iniquidad se dirige a la Deidad —o Fuente de Vida—, la retribución es expedita y certera. Dentro de toda vida hay un Proceso Purificador y Equilibrante automático, y cuando alguna actividad externa se levanta en oposición a la Ley Cósmica del movimiento hacia adelante y Perfección siempre-en-expansión —que siempre está presionando de adentro hacia afuera—, entonces ¡lega el momento en que ¿oda la oposición es barrida y aniquilada por el impulso de avance dentro de la Vida misma. Cuando los gobernantes de una nación se apartan de Dios y destruyen todo aquello que lleva la atención a la Luz del Cristo, eso quiere decir que el fin de dicho gobierno y grupo está próximo; porque eso origina que cierta Actividad Cósmica se descargue sobre el planeta, la cual los saca de la existencia.

Maestro Ascendido Saint Germain "La Mágica Presencia", pag.219, Serapis Bey Editores S.A. Panamá

Malta

"LA LUZ DE DIOS NUNCA FALLA"

contador de visitas

Grupo "YO SOY"
Heredia, Costa Rica
Tel. (506)7105-9507 - E-Mail: ascension@grupoyosoy.org
Derechos de Autor: La Gran Hermandad Blanca.
La Verdad contenida en esta página es para beneficio de la humanidad, divúlga su contenido con discernimiento.