Home
¿Quiénes Somos?
Primera Dispensación
Segunda Dispensación
Ley Oculta y Ley Abierta
¿Canalizaciones?
La Enseñanza Original
Conceptos Fundamentales
Instrucción Primaria
La Creación
La Presencia "YO SOY"
"YO SOY" Palabras Poderosas
Lámina Presencia´"YO SOY"
Los Siete Cuerpos
Los Chakras
La Ley Cósmica
Los Siete Principios
La Historia de la Humanidad
La Jerarquía Espiritual
El Tribunal Kármico
Vida y Reencarnación
Maestros Ascendidos
El Reino Angélico
El Reino Elemental
Los Siete Rayos
Las Llamas (Fuego Sagrado)
La Aplicación Diaria
La Meditación
La Llama Violeta
El Tubo de Luz
Círculo Electrónico
Los Decretos
La Visualización
Llaves Tonales (Música)
Meditaciones Diarias
El Chela y El Sendero
Las Siete Iniciaciones
Código de Conducta
La Ascensión
Crisis Actual
Actividad Grupal
La Respiración Rítmica
Transmisión de la Llama
Templos y Retiros
El Servicio
La Precipitación
Biblioteca
Galerías
Audio y Video
Clases
Novedades y Eventos
Sitios Web Recomendados
Donación
Contacto
Miembros
Comprar Libros
Grupo Serapis Bey
A.M.T.F
English (Original Teaching)

 

 

LOS CHAKRAS

Chakras

CENTROS — CHAKRAS

Cuando al principio uno se individualizó, y dijo y sintió "YO SOY", comenzó a magnetizar la vida primigenia e irradiarla adelante; de esto ha venido el resultado de lo que uno es hoy. Cada cual es dotado con el poder de magnetización (para atraer lo que se desea) y el poder de irradiación (para irradiar, emitir); esto debería estar bajo el control consciente del individuo en todo momento. Él debería ser un foco radiante de Luz y poder.

La condición actual de los cuerpos de la humanidad es que son negativos y absorbedores, que aceptan y asumen sobre sí las cualidades que los rodean, en vez de ser focos positivos e irradiantes y sólo aceptar lo deseable.

Los siete centros o chakras son puntos de conexión de los cuerpos inferiores uno con otros, a través de los cuales fluye la energía de vida. Es a través de estos centros, en estos puntos, que la energía interna o fuerza fluye de un cuerpo a otro. Los centros son usualmente descritos como ruedas, lo que denota acción, rotación; sin embargo, son esféricos y no planos como una rueda. Estos centros en el cuerpo etérico del individuo subdesarrollado espiritualmente son declives, cóncavos en forma, los cuales succionan en vez de ser salientes y convexos a fin de poder irradiar... vibrar con la esencia y el poder vital. Es dentro de estos declives que están arraigados los pecados del hombre —las diferentes cualidades y actividades destructivas.

Estos pueden eliminarse con la asistencia de los Seres Ascendidos, particularmente el Elohim de la Pureza y Astrea, el Arcángel Miguel, y los Seres que pertenecen al Séptimo Rayo, Lady Kwan Yin y el Príncipe Oromasis. Uno puede auto-observarse, y ante la primera acción vibratoria de cualquiera de estas cualidades, invocar a la Presencia "YO SOY" y a algún Maestro Ascendido, para eliminarla. Es igual que arrancar un casquete de succión de goma de un objeto. Hay una tendencia a inconscientemente agarrarse a ellos—de modo que... ¡DEJEN IR!

Estos centros deberían ser positivos e irradiar las Cualidades y Colores de los Siete Rayos. Deberían magnetizar las Cualidades y Actividades desde los Siete Elohim, Arcángeles y Chohanes e irradiarlas.

El despertar del fuego Kundalini bajo la Ley Oculta era peligroso sin la asistencia de un Maestro visible. Uno no debería morar innecesariamente en los centros inferiores sino que puede concentrarse en los centros del corazón, la garganta y la cabeza y hacerlos de Luz resplandeciente. El centro del corazón es Amor Divino, con radiación rosa y oro. La garganta, el centro de Poder es blanco brillante con radiación azul.

La puerta al mundo mental es a través de la glándula pituitaria; el plexo solar es la puerta al mundo emocional desde el mundo exterior. Los cinco sentidos están conectados con el mundo afuera; tacto, gusto, olfato, oído y vista; siendo el oído el más alto.

"La Ley de la Vida" Vol. 2 por A.D.K Luk, pag.133, Serapis Bey Editores S.A. Panamá

Malta

EXPLICACIÓN DE LOS CHAKRAS

Ahora, parte de la tarea que se me asignó para incluir en el servicio de esta mañana es una breve explicación de los centros "chákricos" en vuestros cuerpos. Es que todo lo que acontezca aquí en este "campo de fuerza" —el Centro-Corazón de Nuestra Nueva Actividad— afecta a todo individuo que pertenezca a este Movimiento. Cuando ofrecemos una de estas clases cuatrimestrales, algunos individuos son lo suficientemente afortunados como para sentir que es una necesidad real meterse bajo Nuestra presencia directa para recibir los regalos que Nosotros tenemos para dar. Aunque algunos sientan que es totalmente innecesario venir y tener mí traer sus cuerpos físicos aquí para recibir las bendiciones de tales clases directamente de Nosotros, también ellos se benefician de ellas hasta cierto punto, ya que en tales ocasiones la radiación flamea desde este "campo de fuerza" a todos los que estén interesados en Nosotros. Esta mañana, todos los amables lectores de Nuestra literatura (especialmente de El Puente y El Boletín) en cada continente de este planeta están recibiendo asistencia de parte Nuestra.

Cuando Nos esforzamos en reuniros en un lugar como éste, es para poder daros Nuestros cuerpos, mentes y mundos de sentimientos... un servicio definitivo.

Consideremos por un momento los centros "chákricos" en vuestro cuerpo etérico, que corresponden a vuestros centros nerviosos ganglionares en vuestra carne. Como sabéis, la palabra “chakra" es una palabra en sánscrito que significa "rueda".

Como se os ha dicho, los Siete Rayos de los Siete Poderosos Elohim están anclados en la frente de toda forma física y, mediante la expansión de estas, Nosotros somos capaces de alcanzar dentro de vuestros mundos para ayudaros, si así Nos permitís que hagamos. Por supuesto, nunca Nos entrometemos en forma alguna, ya que vuestro don dado por Dios y prerrogativa del uso de vuestro propio libre albedrío siempre priva. Es que, desde un principio, se tuvo la intención de que los Elohim, Arcángeles, Chohanes de los Rayos y Hueste Angélica estuvieran en una constante asociación diaria con la humanidad, como lo están en Venus y en otros planetas; y como lo han estado a través de las edades. Sin embargo, el 'Velo de maya" (efluvia de discordia) gradualmente se fue haciendo tan grueso alrededor del planeta Tierra y de los cuerpos en sí de la gente que no pudimos pasar más a sus conciencias. No creo que haya habido un tiempo registrado en este planeta en que los Elohim y los Arcángeles hayan hablado a la gente de la Tierra en orden consecutivo, como se ha hecho aquí recientemente. Creo que los Chohanes sí lo han hecho.

En el cuerpo etérico hay siete centros que son llamados —según la terminología oriental— los "chakras" Estos deberían llevar los colores positivos, claros y constructivos que representan los colores de los Siete Rayos de los Chohanes, los Arcángeles y Nosotros mismos. Se había determinado que estos "centros" fueran convexos de forma y focos irradiantes de las cualidades de perfección de los Siete Rayos. En vez, por cuenta de las centurias vividas en vibraciones discordantes, estos centros se han vuelto cóncavos, declives en el cuerpo etérico. Por lo tanto, en vez de ser centros irradiantes de la perfección de Dios, a lo largo de largas edades de experiencia humana estos declives se han llenado con las vibraciones destructivas y calificadas humanamente, y se han convertido en las raíces de los "siete pecados capitales", con múltiples ramificaciones. Con mucho gusto os ayudaré a desenraizar las causas y núcleos de estas vibraciones destructivas; y, atrayendo estos centros desde la forma hundida que al presente tienen, hacerlos convexos una vez más. Cuando esta condición haya sido corregida, podré entonces recargar estos centros con las radiaciones positivas que ellos deberían tener. Entonces, en vez de ser tan negativos y de tan fácil acceso a las angustias en particular que os alteran individualmente, podréis ser centros positivos de irradiación para las cualidades de los Elohim, los Arcángeles y los Chohanes de los Rayos... ¡si así lo escogéis! ¡Nadie necesita aceptar esta ayuda a menos que desee tenerla!

Anteriormente no hemos departido con ustedes al respecto de estos "centros" porque, bajo la Ley del Nuevo Día y la actividad del Maestro Ascendido Saint Germain, la atención de los estudiantes debía enfocarse solamente sobre los tres centros superiores del cuerpo. Pero cuando subió el llamado de parte vuestra esta mañana —en cuanto a qué se sacara de vosotros, de todos los que estuvieran bajo esta radiación y de toda la humanidad, las causas y núcleos de los "siete pecados capitales"— mediante la intercesión ante el Gran Tribunal Kármico de la Amada Kwan-Yin (Diosa de la Misericordia), hemos recibido permiso para hablaros brevemente sobre estos "chakras" hoy.

TIEMPO ÁGIL PERO SIN APURO

Cada "chakra" debería ser como una rueda moviéndose rápidamente en dirección de las manecillas del reloj; y cuanto más rápida sea la acción vibratoria de estos centros "chákricos" en vuestros cuatro vehículos inferiores, tanto menos grabarán ellos la discordia. Éste es uno de los servicios prestados por vuestros decretos pronunciados rápidamente y del rápido tiempo de vuestra música. Por favor, recuerden, no obstante, que no hay que confundir esto con la idea de "apuro". Toda la distancia se requiere que el estudiante use su discernimiento—es, en realidad, el estilo del "filo de la navaja". El "apuro", de por sí, es destructivo y ha de ser evitado a toda costa por los estudiantes sinceros. Sin embargo, una vibración rápida y positiva acelera las energías de los cuatro vehículos inferiores, y hace que uno repela los sentimientos de depresión, duda, miedo, letargo, y todas los diversos pecados del hombre; excepto, quizás, por las cualidades de soberbia y rebelión, que se mueven a una rata muy rápida y son más sutiles que algunas de las otras. Estas vibraciones negativas pueden entrar al mundo del estudiante ya sea desde el interior de sus propias acumulaciones de discordia —que están grabadas en su propio cuerpo etérico, y que a veces son traídas a la superficie por la conciencia externa mediante la memoria recordada—, o pueden estar flotando en la atmósfera en que se mueve el individuo, o pueden serle conscientemente dirigidas a él y a su mundo por otros que han sido capturados por actividades destructivas.

Estos "chakras" en el cuerpo etérico están supuestos a ser como soles de su particular color, centros magnéticos para atraer dentro del mundo del individuo las radiaciones de la perfección de las cualidades que ellos representan de los Elohim, Arcángeles y Chohanes de los Siete Rayos. En la religión hebrea y en otras religiones en las que se usan las Siete Joyas de Luz sobre el altar, estas Joyas representan no sólo los Siete Rayos sino también estos centros dentro del cuerpo etérico y, por ende, del cuerpo físico también.

El "chakra" más bajo de todos, que está en la base de la columna vertebral, es el foco de la lujuria y pasión en el ser espiritualmente dormido. Éste es su aspecto negativo. En los "despiertos", es el foco positivo de Pureza. El Elohim a cargo de ese "chakra" es el Elohim de la Pureza (v.g. Claridad); el Arcángel que debería vertir su radiación de la Llama de la Resurrección por conducto del mismo es Gabriel; y el Maestro Ascendido es Serapis Bey (quien, cuando se le permite flamear la Pureza de su Llama de la Ascensión a través de este "chakra", asiste al individuo a la Victoria de la Ascensión). Por favor no le pongan excesiva atención a este chakra.

El "chakra" central, localizado en el bazo, es el foco de la avaricia, glotonería, codicia y miedo en su aspecto negativo. Es por esto que os sentís "golpeados" en el plexo solar cuando os atemorizáis repentinamene. La gente es glotona y codiciosa porque temen no estar recibiendo o que no recibirán su porción justa del bien que les corresponde. La cualidad positiva de este "chakra" es la PAZ, y es de este foco que Yo estoy a cargo como el Elohim de la PAZ. El Arcángel que irradia por conducto de este centro es Uriel, y el Maestro Ascendido es Nuestra amada Lady Nada. Ésta es una de las razones por qué, temprano en vuestro estudio de estas Leyes de la Vida, se os pidió que visualizarais la luminosa presencia de Jesús en una centelleante luz blanca rodeada de oro en la frente y sobre el plexo solar de vosotros y de otros. Cuando este "chakra" ha sido purificado completamente, y mantenéis el plexo solar en una manera totalmente controlada, sintiendo la radiación de la PAZ Maestra Ascendida desde Mi propio humilde ser, de Uriel y de Nada, entonces tendréis una protección total contra tanto el miedo como los deseos destructivos de otros seres humanos, así como una protección completa de la naturaleza "agarradora" de vuestros propios apetitos físicos.

El "chakra" a la altura del corazón, en su aspecto negativo, representa el letargo, la haraganería y la pereza. Si vuestro corazón no está en algo vosotros no le dais mucho de vuestra vida. La radiación positiva de este centro, por supuesto, es la de Amor Divino puro y altruista. Su Elohim es el Amado Orión; el Arcángel, Chamuel; y el Chohán, Pablo El Veneciano, quien representa la tolerancia y "el guardián de su hermano".

El "chakra" a la altura de la garganta es el centro de poder del cuerpo donde, en su aspecto negativo, descansa la envidia y el deseo de poder personal. Su actividad positiva es el poder de crear perfección al hacer la Voluntad de Dios. El Elohim a cargo aquí es Hércules; el Arcángel, el Señor Miguel; y el Chohán es el Amado El Morya.

El "chakra" a la altura de la frente es el foco del poder de la razón, y su aspecto negativo se manifiesta como soberbia y arrogancia intelectual. Es el lugar donde a la duda se le permite entrar a la mente. Su aspecto positivo es visualizado en la mitología temprana como el "Ojo-todo-avizor de Dios" y el Poder de la Concentración. El Elohim cuyo nombre es Vista (a quien habéis conocido a través de los años como "Ciclópea") es el ser encargado de este centro. El Arcángel a cargo de este "chakra" es el Amado Rafael, quien es el Arcángel de la Concentración y la Consagración. Ninguna corriente de vida se consagrará a sí misma nada hasta que tanto su mente como su cuerpo no estén convencidos de la eficacia del servicio que puede prestar por cuenta de tales esfuerzos. El Maestro Ascendido Hilarión también representa este foco. Ésa es la razón de por qué este Maestro, como San Pablo (anteriormente Saulo de Tarso), experimentó el tremendo desarrollo mental del Quinto Rayo (el Rayo del cual él está a cargo hoy día).

Gracias a Dios que el "centro coronario" del cuerpo (en la mera coronilla de la cabeza) no ha sido destructivamente tocado, y que no hay vibraciones negativas allí. En la mayoría de la gente, este centro está totalmente subdesarrollado, pero en los estudiantes diligentes, cuando la atención es rítmicamente volteada a su propia Amada Presencia "YO SOY" anclada dentro de su propio corazón, este centro comienza a pulsar y eventualmente forma una aureola o halo de luz alrededor de la cabeza. Finalmente, llega a un punto en que, con la vista interna al principio, podéis ver un halo flamígero de luz viviente alrededor de la cabeza del estudiante sincero. Este es el "chakra" presidido por el Amado Cassiopea, Elohim de la Iluminación; su Arcángel es el Amado Jofiel, y el Maestro Ascendido es Nuestro Amado Koot Hoomi.

DOCTORES DEL ESPÍRITU

Ahora, si bien os hemos dado mucho esta mañana, vosotros tenéis que tener esta información y conocimiento si es que habéis de avanzar ¡dentro de una Luz mayor! En el Nombre de Dios, mi gente querida, después que hayáis recibido esta instrucción... ¡POR FAVOR, ÚSENLA! Vosotros vais a ser los Doctores de Filosofía Espiritual, y deberíais todo lo que es esencial para tal servicio justo en la "punta de vuestros dedos", si es que vais a ayudar a vuestros "pacientes". Deberíais estar plenamente familiarizados con los nombres y actividades de los Elohim y sus Complementos Divinos; los Arcángeles y sus Arcangelinas, los Chohanes (Señores—Lords) de los Siete Rayos, también representando sus actividades las funciones positivas de los centros ganglionares, los "chakras", a los que Nos acabamos de referir; el uso de las diversas actividades del Fuego Sagrado; los poderes de magnetización y radiación y —lo más importante de todo— ¡la capacidad de hacerlo vosotros mismos!....

Elohim Tranquilidad "Los Siete Elohim Hablan", pag.120, Serapis Bey Editores S.A. Panamá

Malta

LOS CHAKRAS

LA BASE DE LA COLUMNA es el centro de la lujuria y la pasión en el ser dormido (espiritualmente). En el ser despierto, éste es el centro de la Pureza. El Elohim a cargo de éste es el Elohim de la Pureza; el Arcángel que vierte por su conducto es Gabriel; y la Llama, la de la Ascensión de Serapis Bey.  No le dediquen mucha atención. El color de la llama es Blanco.

EL BAZO es el foco de la ira, la malicia, el odio y la antipatía leve. Su actividad positiva radica en el Poder de la Invocación. Su Elohim es Arturus, su Arcángel es Zadquiel, y el Chohán es Saint Germain. El color es el de la Llama Violeta.

EL PLEXO SOLAR es el foco de la avaricia, la glotonería, la codicia y el miedo. Su actividad positiva es la paz y la armonía. El Elohim de la Paz, el Arcángel Uriel y la Chohán Lady Nada, gobiernan su Llama de color Oro-Rubí.

EL CENTRO CARDIACO representa negativamente la pereza, el letargo, la flojera. La radiación positiva aquí es la de amor y tolerancia. El Elohim es Orion, la encarnación del amor; el Arcángel es Chamuel, y la Chohán es Pablo El Veneciano quien comanda su Llama Rosada.

EL CENTRO DE LA GARGANTA es el centro en el cual se encuentran, en su lado negativo, los deseos de poder, la envidia y los celos. En el lado positivo se encuentra el poder para crear perfección y realizar la Voluntad de Dios. La Llama del Poder es Azul y es gobernada por el Elohim Hércules, el Arcángel Miguel y el Maestro El Morya.

EL CENTRO DE LA FRENTE, como nadie necesita decírselo, es el poder de la razón, orgullos, arrogancia espiritual y duda en el aspecto negativo. En el aspecto positivo encontramos concentración, poder de visualización, y lleva las cualidades del Elohim Cyclopea (El ojo todo avizor de Vista), el Arcángel Rafael y el Chohán Hilarión. El color es verde. La Llama de la Verdad.

EL CENTRO CORONARIO; GRACIAS A Dios, éste no ha sido tocado por la negatividad, pero está
subdesarrollado. Cuando se desarrolle, será el centro de la Sabiduría Divina. Irradia el color Amarillo desde el corazón del Elohim Casiopea, el Arcángel Jofiel y el Chohán Lanto.

"El Libro de la Vida", pag.119, Serapis Bey Editores S.A. Panamá

Los Chakras Bajo una Nueva Luz from Serapis Bey Tv on Vimeo.

Malta

"LA LUZ DE DIOS NUNCA FALLA"

contador de visitas

Grupo "YO SOY"
Heredia, Costa Rica
Tel. (506)7105-9507 - E-Mail: ascension@grupoyosoy.org
Derechos de Autor: La Gran Hermandad Blanca.
La Verdad contenida en esta página es para beneficio de la humanidad, divúlga su contenido con discernimiento.