Home
¿Quiénes Somos?
Primera Dispensación
Segunda Dispensación
Ley Oculta y Ley Abierta
¿Canalizaciones?
La Enseñanza Original
Conceptos Fundamentales
Instrucción Primaria
La Creación
La Presencia "YO SOY"
"YO SOY" Palabras Poderosas
Lámina Presencia´"YO SOY"
Los Siete Cuerpos
Los Chakras
La Ley Cósmica
Los Siete Principios
La Historia de la Humanidad
La Jerarquía Espiritual
El Tribunal Kármico
Vida y Reencarnación
Maestros Ascendidos
El Reino Angélico
El Reino Elemental
Los Siete Rayos
Las Llamas (Fuego Sagrado)
La Aplicación Diaria
La Meditación
La Llama Violeta
El Tubo de Luz
Círculo Electrónico
Los Decretos
La Visualización
Llaves Tonales (Música)
Meditaciones Diarias
El Chela y El Sendero
Las Siete Iniciaciones
Código de Conducta
La Ascensión
Crisis Actual
Actividad Grupal
La Respiración Rítmica
Transmisión de la Llama
Templos y Retiros
El Servicio
La Precipitación
Biblioteca
Galerías
Audio y Video
Clases
Novedades y Eventos
Sitios Web Recomendados
Donación
Contacto
Miembros
Comprar Libros
Grupo Serapis Bey
A.M.T.F
English (Original Teaching)

 

 

JESÚS

Jesús

Se ha dicho que Jesús fue uno de los espíritus guardianes que vinieron de Venus.

Estaba encarnado en el tiempo de Moisés como Josué. Muchos debaten que fue Apolonio de Tiana en la encarnación anterior a la que encarnara como Jesús. En ese entonces magnetizó los Rayos Sanadores, los cuales utilizó en Su misión justo antes de Su Ascensión. Antes de eso fue un piloto de la marina mercante.

Jesús fue preparado durante muchas encarnaciones antes de la vida en que debía manifestar el Cristo y dejar un ejemplo para la humanidad. Si bien vino en esa encarnación sin creación humana personal (karma), encarnó en un cuerpo mortal (físico) creado de sustancia física con tendencias de la consciencia racial, un cuerpo de sustancia de la acción vibratoria del mundo físico que, por ende, no era auto-luminoso de por sí. Se hizo luminoso en la Transfiguración cuando Su Ser Crístico expandió la Luz a través de Él a ese grado. Con la aplicación de esta Ley —y por medio del uso de la Llama Violeta y la Llama de la Resurrección— Jesús había purificado la sustancia de ese cuerpo físico hasta el punto en que esto pudo hacerse. La misma acción se aplica al Señor Gautama, quien labrara Su sendero a través del estrato síquico de la atmósfera de la Tierra. Jesús comenzó entonces cierto trabajo para la purificación de la Tierra y la liberación de la humanidad, que apenas ahora se está completando. Él llegó en un momento de gran oscuridad y mediante Su misión, las corrientes fueron invertidas.

OFRECIMIENTO PARA LA DISPENSACIÓN

La Dispensación Cristiana fue diseñada en los niveles internos. Cuando el drama fue proyectado sobre la pantalla cósmica, cerca de treinta Rayos individuales que tenían gran desarrollo y maestría, se ofrecieron para la iniciación de la crucifixión pública. El escogido resultó ser Jesús, y luego fueron seleccionados otros que habrían de venir y ser los custodios, los protectores, la madre, el padre, los discípulos y los ayudantes.

Los Tres Reyes Magos con Jesús conformaron el cuadrado— la cuadratura del círculo.

En sus años de infancia, Jesús asistió primero a clases en el Templo de Karnak, Egipto. Jesús y su familia estuvieron en Egipto cierta cantidad de años antes de regresar a su tierra natal.

Jesús también llamó "Padre" al Señor Maitreya, Quien fuera Su Gurú o Instructor, y a Quien reconoció en Su consciencia externa cuando aún era un infante. Su afinamiento y asociación creció y Su conexión se hizo cada vez más estrecha hasta que llegaron a ser uno en acción. Fue así como se llevaron a cabo las sanaciones y los susodichos milagros que Jesús hizo.

Entre las edades de doce y veintiocho años, Jesús estuvo bajo entrenamiento  en diversos Retiros, monasterios y lugares de esta índole. Estuvo en un monasterio en el Valle de Kashmir durante cinco años, y se preservaron allí pergaminos que Él escribió con su puño y letra.

VIAJE A INDIA

Antes de pasar José a mejor vida, le informó a Jesús que antes de llegar  a Su mayoría de edad, sería menester que viajara a pie hasta India para recibir entrenamiento del Instructor y Maestro de José —el Director Divino. Jesús hizo el viaje poco después de que José desencarnara.

Tenía cierto tiempo de estar en el Retiro cuando un día recibió el mantram « "YO SOY" la Resurrección y la Vida» de parte del Maestro. (Un Maestro puede transmitir una idea o mensaje a Su pupilo a niveles internos, sin que sea necesario hacerlo mediante la palabra hablada). No había recibido ningún reconocimiento externo del Maestro, aunque Éste sabía perfectamente bien quién era Jesús, y estaba  al tanto de Su misión y de Su llegada. Esta afirmación fue vital para Jesús —una frase clave—y regresó a su hogar, caminando toda la distancia con esa afirmación predominando en Su consciencia. Mediante el uso de dicha afirmación se consigue una acción elevadora. Algo  que definitivamente se enseñaba allí era que un decreto tenía eficacia  sólo cuando la verdad afirmada era aceptada y comprendida dentro de la consciencia, en sentimiento.

Jesús perteneció a la Orden de Zadkiel. Cambió la cualidad de LA energía —pacificó el mar agitado, cambió la enfermedad a salud, cambió la muerte a vida.

AFIRMACIONES REGISTRADAS Y NO-REGISTRADAS

Otra afirmación que Jesús dio la cual no fue registrada fue "YO SOY" la Plenitud de esa Gran Luz». Cuando dijo «Cosas más grandes haréis» sabía entonces que al entrar en la actividad cósmica, y al cargar  o envolver a alguien que estuviera preparado en Su Llama de Momentum Cósmico, ellos podrían entonces hacer aún Mayores cosas que las que Él hizo; también que habrían mayores oportunidades como  las hay actualmente. Jesús tenía esta instrucción que se nos ha dado,  y enseñó aproximadamente a tres mil personas. Espiritualmente tocó menos de quinientas corrientes de vida en Su período de vida. Cerca de quinientas personas presenciaron Su Ascensión.

 Jesús y María estuvieron en Luxor, Egipto durante aproximadamente tres años previos al ministerio público de Jesús. Allí, ambos tomaron la iniciación final que se da en ese Retiro. Esta iniciación consiste en suspender conscientemente el aliento del cuerpo y luego, después de cierta extensión de tiempo, animar el cuerpo otra vez. Esto fue hecho en preparación para la crucifixión de Jesús.

Jesús no sufrió cuando estaba en la cruz porque había retirado Su consciencia entrando a Su propio Ser Crístico o Cuerpo Mental Superior; Él mantuvo la conexión justamente necesaria con el cuerpo físico para permitirle pronunciar las palabras "¡Padre, cómo me has glorificado!" (no dijo "me has abandonado") que dijo en la cruz. Cuando fue bajado de la cruz, Su consciencia externa entró de nuevo a Su cuerpo físico. Durante los tres días que estuvo en la tumba, purificó completamente ese cuerpo por medio del uso de Rayos de Luz. Cuando el Arcángel Gabriel apartó la piedra y Jesús salió esa primera mañana de Pascua, Él había atraído la esencia purificada del cuerpo físico a Su Ser Crístico, y todo lo demás fue consumido y transmutado. Eso fue hecho por medio de la acción de la Llama de la Resurrección. Sólo había cerca de veinte personas el Domingo de Ramos quienes estuvieron conscientes [aware] de lo que sería la acción y el significado de esa Resurrección, lo cual fue una exteriorización de la Victoria sobre la muerte, y no pretendía retratar la tristeza de la crucifixión.

Jesús era ya la manifestación del Ser Crístico y, por tanto, caminó y habló con Su Madre María y algunos de sus amigos y discípulos durante esos cuarenta días. El Ser Crístico es realmente conciencia, y se debe cultivar Su acción a través de los propios pensamientos y sentimientos, hasta desarrollar la plenitud del mismo.

ANTES Y DESPUÉS DE LA ASCENSIÓN

Jesús había ascendido hacia el Ser Crístico —que era un paso— pero Él no era todavía completamente ascendido. El cuadragésimo día en que caminó a la colina de Betania y entró a los Cielos en la Luz resplandeciente, allí se completó Su Ascensión.

Cuando Jesús ascendió al Cuerpo Electrónico de Su Presencia "YO SOY", vertió adelante una Llama individualizada alrededor del corazón de cada persona encarnada o desencarnada, y la sostendrá hasta que cada cual sea libre en la Ascensión.

Antes de su Ascensión, Jesús hizo también el voto (tal cual lo hiciera María) de asistir a aquellas corrientes de vida que habían perdido sus vidas como bebés por la orden del Rey Herodes. La Gran Ley permitió a Jesús consumir y transmutar en los niveles internos en el momento de su Ascensión, algún karma para ciertas corrientes de vida. Pudo llegar  únicamente a algunos de aquéllos que estaban preparados para la iluminación espiritual y quienes debieron ser alcanzados durante Su ministerio; pero que, debido a la falta de facilidades de transporte y comunicación en aquel entonces, no fue posible alcanzarles. Por eso, la ley le permitió dar esa asistencia entonces. Esto ha sido mal interpretado con  la idea de expiación indirecta.

Se nos ha dicho que "el ladrón" que estaba en la cruz a la derecha   de Jesús hizo la Ascensión.

Jesús ha aparecido miles de veces desde que ascendió de la Tierra. Se le apareció veintiún noches sucesivas y una vez cinco días después, a un notable artista que pintó Su retrato. Una vez concluida la pintura, Jesús dejó de aparecer.

Una de las acciones de Jesús es el Magneto del Sol Central, que consiste en atraer y dirigir corrientes de energía.

El Fíat para que la "Luz como de mil Soles" descendiera de ser ni nesario y transmutara toda creación humana, fue emitido la tercera el 22 de Agosto de 1937, por Jesús.

Jesús se desempeñó como Chohán del Sexto Rayo después de Su Ascensión. El 1 de Enero de 1956, fue elevado a la posición de Instructor Mundial (junto con Kuthumi), pero mantuvo una conexión con dicho Chohanato.

Jesús tiene cabello dorado y ojos azules. La música de "Joy to World" habría de resonar en Sus visitaciones después de Su resurrección, y con frecuencia se dejaba oír antes de que alguien estuviera consciente [aware]  de Su Presencia.

"La Ley de la Vida" Vol.2, pag.44, A.D.K.Luk, Serapis Bey Editores S.A. Panamá

Malta
Jesús

LA LUMINOSA PRESENCIA DE JESÚS

Cuando se pronuncia la frase “EN EL NOMBRE DE JESUCRISTO ASCENDIDO” contiene una acción vibratoria que repele individuos y vibraciones que no son de la Luz. Cuando algo se propone molestarte primero invocar a su propia Presencia Divina “YO SOY” y en el nombre de Jesucristo Ascendido COMANDAS para que la molestia se vaya, ¡ESTO SE HARÁ!. Todo lo que no es de la Luz desaparecerá al mencionar su Sagrado Nombre. El propio Maestro ha dicho, “¡si algo pidiéreis en Mi nombre, lo haré!” Juan 14.14 .

La Sanación, la Protección y la Perfección se manifestarán cuando la LUMINOSA PRESENCIA DE JESÚS, o la de cualquier Maestro Ascendido, se invoque y se visualice. Si con la propia mente vieran (que es visualizar) a Jesucristo Ascendido en una luz blanca resplandeciente parado detrás de ustedes, envolviéndolos en esa resplandeciente Luz, y sintieran como Su esencia blanca resplandeciente penetra cada parte de su cuerpo mente y sentimientos, al practicarlo probarán el Poder que está dentro de ella, También pueden envolver a cada individuo que desee asistir en esta Luminosa Presencia de Jesucristo, y verá la Sanación y Perfección llevarse a cabo, de la misma manera que la luz desplaza las sombras.

"Metafísica: 21 Lecciones Esenciales" Vol.2, por Werner Schroeder, Serapis Bey Editores S.A. Panamá

Malta
Jesús

EL MAESTRO ASCENDIDO JESÚS

Nota explicativa: Se presentan aquí algunas informaciones destacadas y descripciones breves de eventos históricos que ocurrieron en la última encarnación del Maestro Ascendido Jesús. Para encontrar una descripción más completa, favor ver el libro “El Hombre, su origen, historia y Destino.”

Preparación para la Misión

Jesús nació en un tiempo en el que la energía colectiva calificada constructivamente de la Tierra estaba en sus niveles más bajos desde los días de la Atlántida.  Su venida y exitosa misión cambio ese rumbo.

Jesús nació sin karma.  De acuerdo con un dictado dado por Jesús en 1953, en una previa encarnación  se le conoció como Apolonio de Tiana, Zoroastro en Persia, y Josué, de relato Bíblico.

La misión de Jesús tenía que cumplir con las leyes como se aplicaban a la Tierra en ese tiempo. El no recibió privilegios especiales, tales como el regalo de consciencia consecutiva. El estuvo atado a las “Vendas del olvido”, como cualquier otra corriente de vida buscando su evolución en el planeta Tierra.  Por lo anterior, cuando él despertó como un hermoso bebe en los brazos de la Madre María, o más tarde cuando creció un poco más, no se acordaba de sus anteriores encarnaciones.

Estuvo bien que se hubiese establecido un gran momentum entre la Madre María y el reino angélico porque un corto tiempo después del nacimiento de Jesús, un ángel trajo las noticias de un desastre inminente. Una noche la Madre María vio a José de pie en el marco de la puerta. Estaba profundamente preocupado, y dijo que acababa de recibir una advertencia. No estaba seguro de la fuente. Sería un  ángel o Dios? La impresión en su conciencia era la de huir enseguida a Egipto. José tenía dudas, sentía que era injusto que un recién nacido con tan grande misión, fuese objeto de la crueldad de Herodes. Juntos rezaron y la Madre María recibió la confirmación en su corazón que debían irse.

Mientras detrás de ellos la sangre de los pequeños era derramada en las calles, la Madre María (y más tarde Jesús) juro que personalmente ayudaría a cada niño que estuvo involucrado en ese acto de brutalidad obtener la ascensión en una encarnación futura. Estos niños habían muerto a causa de la misión de ellos. La Madre María tomo a su pequeño bebe, y junto con José, se fueron del refugio de su hogar y viajaron a Egipto, tierra llena de fauna salvaje. Fue un viaje largo y tedioso hasta llegar a Egipto con muchas noches de insomnio huyendo de los soldados de Herodes.

Cuando Jesús era un niño muy pequeño, ya manifestaba su pureza de espíritu. Sus sentidos también estaban bien desarrollados.  Tenía perfecta vista, oídos, gusto, tacto y olfato.  Además de esto, tenia  gran intuición.

Jesús no vivió en un mundo “privilegiado y encantado”. Vivió en medio de la llamada imperfección. Fue llamado a mezclarse con los pobres, y los enfermos de la mente y del alma. No habían en ese entonces instituciones públicas que removieran a esos individuos de la vida cotidiana. El hermoso niño, se vestía con una simple túnica blanca y calzaba las sandalias que José le hacía. Fue expuesto a las presiones de pensamientos provenientes de muchos ámbitos, con la sola protección del amor de la Madre María y de José.

Los padres de Jesús fueron sus primeros maestros. La Madre María le dijo que estaba enteramente en sus manos aceptar como real el mundo lleno de imperfecciones tales como apariencias de enfermedades y angustias, o de  “magnificar” al  Señor.   Jesús  le  dijo a  los  estudiantes  que  esta  lección le   ayudo inmensamente mas tarde en su misión y a “mantener su cordura muchas veces.” José también aplicaba este principio a menudo.

La Madre María dijo que siempre existe esa elección – la de sintonizarse y magnificar las apariencias del mundo externo, o la de escoger magnificar el poder de Dios, volviendo el foco energético de la atención a nuestra Presencia YO SOY, sosteniendo esa atención enfocada allí hasta que nuestro ser interno aumente en confianza. Cuando el joven Jesús venia a la Madre María con raspaduras en sus pies y rodillas, ella le decía: “No vamos a magnificar el dolor ni a esa cicatriz.  Vamos a magnificar a nuestro Señor.”

Entonces, volviendo su atención al patrón perfecto, el que señala que el hombre está hecho a imagen y semejanza de Dios, la Madre María, José y Jesús entonces atraían las corrientes de sanación y paz de sus Presencias Divinas hacia las cicatrices hasta que la apariencia de imperfección desapareciera. Esto lo hacían ellos sistemáticamente todos los días. Por eso, juntos ellos construyeron un momentum que iba a ser el base para enfrentar los difíciles días que tenían por delante, y, si, para superar la muerte misma.

A la tierna edad de cinco años, Jesús entro al templo de Luxor, y así como sucedió con la Madre María, volvió a experimentar la severa disciplina de los sacerdotes del templo.  A la Madre María no se le  permitió ser testigo de su entrenamiento. Ella tuvo que esperar afuera del templo en el sol caliente, bajo la sombra de un árbol de higos, mientras el pequeño Jesús recibía instrucciones desde temprano en la mañana hasta más entrada la tarde.  Aveces, después de dejar el templo, la Madre María notaba gotas  de sudor en la frente de Jesús, y profundos círculos bajo sus ojos. El tuvo que someterse exámenes y disciplinas de las cuales hombres y mujeres se habían retirado, pero la Madre María no podía interferir. Era su obligación darle completa libertad,  libertad dentro de la cual no existe el miedo.

Cuando Jesús llego a su madurez, con la ayuda de José, se convirtió en un carpintero experto.  Más  tarde, José contribuyo bastante para establecer la Era Cristiana. Fue él quien le presento a Jesús sus discípulos.

Durante los años de crecimiento de Jesús, el servicio de José consistía en ser su maestro. Cuando el contacto con el Ascendido Maestro Maitreya fue desarrollado hasta el punto en que prácticamente no había velo entre ellos, el Señor Maitreya se convirtió en su nuevo maestro.

Un día José le dijo a la Madre María que su misión en la vida estaba casi cumplida. Le pidió que se quedara en Betania  después que el dejara este plano.  Allí ella estaría en manos de amigos. Luego le  dijo a Jesús que debía ir a la India para recibir un mensaje importante. Poco después, José se fue de la escena de la vida.

José no se había ido por muy largo tiempo cuando Jesús se encontró viajando solo a pie a la India en un peregrinaje simple y solitario. Llego a la India siguiendo las instrucciones vagas de José, teniendo que depender solamente de su propia Presencia YO SOY. Se encontró con un grupo de gente sentada alrededor de un maestro, y silenciosamente se sentó con ellos. El nombre del maestro era “El Gran Director Divino”, un Maestro Ascendido. El Maestro no saludo a Jesús, pero mentalmente le proyecto las palabras: “YO SOY la Ascensión en la Luz”. Ese fue todo el contacto entre Jesús y el maestro. Jesús se puso de pies and camino de regreso a casa, agradecido por haber recibido las palabras claves para su misión.

Después de que Jesús regresara de Egipto, y antes de su ministerio público, la Madre María y el, regresaron a Luxor, Egipto. Allí se quedaron tres años. Ambos triunfaron en la iniciación final del Retiro  de Luxor, la cual consiste en la remoción de las corrientes de vida del cuerpo, y regresar a ellas, a través de la respiración controlada. Esto se llevo a cabo con el fin de prepararlos para la prueba suprema de Jesús. Doce Maestros se quedaron en guardia vigilando sus cuerpos durante ese periodo, y ambos Jesús y María pasaron la prueba victoriosamente.

Realizando Su Misión

La misión de Jesús comenzó a la edad de treinta años. Su ministerio duro tres años Este límite de tres años fue predeterminado por la Ley Cósmica. El hablaba en términos sencillos y en parábolas simples de entender, con el fin de que el hombre común pudiera entender. Desde el punto de vista espiritual, Jesús toco a menos de 500 corrientes de vida. Esto sucedió parcialmente debido a las condiciones difíciles de transporte que existían en ese tiempo.

Durante el tiempo que Jesús estaba ocupado en su misión, la Madre María vivió con Martha y con la “otra María” (posiblemente María de Betania), en las afueras de Betania. Allí haba un viejo molino que había sido utilizado para moler maíz. Existía una cierta paz en la simplicidad de la vida en el campo. La Madre María disfrutaba de este ambiente y tejía prendas para Jesús.

Una vez al día ella subía a un pequeño y pastoso montículo hasta la cima hecha de una gran piedra  plana. Allí paso varias horas en comunión profunda y sincera con Dios. De esta manera ella construyó el momentum y el patrón sobre cual Jesús y ella ascenderían.  Cuando Jesús descansaba entre sus viajes,  el visitaba a la Madre María en Betania y en esos momento ambos encontraban la felicidad durante esos tiempos difíciles.

El primer llamado milagro de Jesús fue cambiar el agua en “vino” en las bodas de Canaa. El torno su atención a Dios, y a través de las energías de su momentum espiritual, cambio la sustancia de esa agua en luz electrónica. Fue la gente la que inconscientemente la califico con lo que  ellos  deseaban manifestar.  Por eso la sustancia les sabía a vino.

La “repartición de los panes” a cinco mil personas se llevo a cabo utilizando principios similares. Jesús multiplico los panes y el pescado, utilizando la Ley de Precipitación. El pan y el pescado se multiplicaron reuniendo sustancia electrónica de luz, la sustancia que esta alrededor de nosotros en la atmosfera. Esta sustancia se atrae a la forma y luego se baja a un nivel vibratorio más bajo permitiendo que las personas comieran lo que se veía y sabia como pescado. (Según lo registrado en el libro, “Misterios Develados”, Saint Germain utilizo los mismos conceptos de la Ley para darle al Sr. Ballard un líquido lechoso, el cual también estaba hecho de la sustancia de luz electrónica. Esto refresco y revitalizo grandemente al Sr. Ballard.)

Desde su primera infancia en adelante, se le enseño a Jesús a magnetizar LA PAZ. Esa paz se convirtió  en un gran depósito. Le permitió a Jesús decir con autoridad, “Paz, estad quietos.”  Las  aguas turbulentas del Mar de Galilea respondieron. Este sentimiento de paz también estaba presente cuando dijo, “Ama a tus enemigos, trata con bondad a aquellos que maliciosamente te utilizan.”

Al invocar al momentum reunido de VIDA PERPETUA, y dirigiendo esa energía al corazón de Lázaro, Jesús pudo prestar un servicio. La energía que el llamo era más poderosa que los lamentos, llantos, curiosidad, escepticismo y otras energías y cualidades de naturaleza imperfecta que estaban actuando en la gente que estaba presente.  Lázaro respondió y regreso de la llamada muerte.

Mientras realizaba sus muchos milagros, Jesús tuvo la ayuda spiritual del Poderoso Dios, su maestro, el Señor Maitreya y la Madre María.  En un dictado, Jesús urgió a los estudiantes a estar preparados en  todo momento para utilizar sus habilidades Divinas. Uno nunca sabe cuando esta oportunidad pueda venir. A mí no se me dijo de antemano lo que iba a experimentar. No tenía un pergamino escrito que dijera que en esta o en aquella fecha el Espíritu Santo iba a descender o que en esta o aquella fecha Yo iba a sanar a alguien.”

El Maestro Jesús utilizo sus manos casi constantemente, como conductores de energía atraída de Dios y las cargaba a través de los electrones de su gran corriente de vida, con poder sanador para aquellos que solicitaban ayuda.  EL Y SUS DISCIPULOS SANABAN MEDIANTE “LA IMPOSICION DE LAS MANOS.”  De  esta manera, las partículas electrónicas de la energía de Maestro eran cargadas a la estructura física, así como a la estructura de los cuerpos mental, emocional y etericos de aquellos que solicitaban ayuda.

Jesús dijo en un dictado a los estudiantes en 1961: “Mediante la mala interpretación de la Ley, Yo fui desafortunadamente puesto aparto como ‘El Único Hijo de Dios’. Yo vine a traer el ejemplo de la vida eterna, superando, mediante la ayuda de Seres Divinos, la experiencia llamada muerte. Después, tuve que convencer a mis discípulos que todavía estaba vivo y me movía entre ellos, que había resucitado. Hice todas esas cosas porque el mundo necesitaba en ese entonces y ahora, la venida de alguien perfecto, uno que pueda lograr el propósito, y representar en la Tierra al Padre Único Celestial. Alguna vez han sido ustedes azotados en público, con una corona de espinas presionando en tu frente? Les han sido rasgadas sus vestiduras? No! Las cosas que les han pasado durante esta encarnación son muy leves comparadas con aquellas experiencias por las que yo pase voluntariamente para mostrarles que el hijo de Dios era maestro de la energía en este mundo.”

En 1961 la Madre María dijo, “Las fuerzas diabólicas todavía vagan por el mundo, enfatizando la parte equivocada de la misión de Jesús. Ellos glorifican al Cristo Crucificado, enmudeciendo al Cristo Resucitado.” “El Cristo Crucificado que el mundo ortodoxo presenta a la gente, es el símbolo de la expiación indirecta. Es el modo en que el ser externo deja que otra corriente de vida cargue con vuestro pecado.   EL CRISTO CRUCIFICADO DEBE SER REEMPLAZADO POR EL CRISTO ASCENDIDO.”       Esta en las
manos de cada individuo expiar sus propios pecados.’

Dirigiéndose a la actual exactitud y autenticidad de la Biblia, el MahaChohan explico en 1960 que hubo algunos estudiosos de la Biblia que manipularon el texto original.

En sus dictados Jesús una y otra vez subrayo que los milagros de hace 2,000 años se pueden hacer AHORA por los estudiantes.  También menciono que solo desde la dispensación de 1927 (“La Actividad  YO SOY”), se ha alcanzado la cúspide de ese servicio el cual el espera entregar. Como parte de este servicio se les ha dado una OPORTUNIDAD a los estudiantes de los Maestros Ascendidos, como raramente antes se había dado en la historia de la tierra. “Solo estos estudiantes,” dijo él, “son la esperanza de la Tierra. Las Iglesias han tenido su oportunidad por espacio de 2,000 años de liberar a la humanidad, sin embargo la gente ha visto aumentar más y más sus cadenas. Les imploro, en el nombre del Padre de toda vida, SI ME AMAN, HAGAN LO QUE YO HE HECHO!”

Después que los discípulos y el Maestro terminaron la “Ultima Cena”, y se hubiesen ido a Getsemaní, la Madre María, otra persona cuyo nombre también era María, y Marta recogieron la tela de lino que la Madre María había tejido y la doblaron cuidadosamente. La Madre María sabia, muy adentro, que en un solo día, esa tela envolvería el cuerpo de su hasta ahora vital y hermoso hijo. La copa de la última cena fue envuelta en una servilleta y se le dio a José de Arimatea, para que la cuidase. Entonces la Madre María se volcó devotamente en oración pues el día siguiente traería la prueba más grande de su vida.

Varias veces antes, Jesús y la Madre María habían hablado sobre varios puntos que debieran ser enfatizados durante su ministerio. A menudo hablaban sobre la necesidad de pasar por la apariencia de  la muerte con el fin de probar la inmortalidad de la vida.

La Crucifixión y la Resurrección

En Luxor era comparativamente más fácil para el iniciado altamente entrenado retirar los sentidos del contacto con el mundo exterior y suspender la respiración para que, para los sentidos exteriores, el cuerpo pareciera “muerto.” Sin embargo, llevar a cabo este acto conscientemente, en medio de centenas de consciencias viciosas, era mucho más difícil.      Pero para satisfacer a esas conciencias, era necesario que la humanidad misma llevara a cabo y ejecutara la crucifixión. De otra forma, la humanidad nunca hubiese creído que la resurrección fuera autentica, y que no fue el truco de un faquir o una manifestación hipnótica.

La Madre María dijo que ni ella ni Jesús disfrutaban de la necesitad de tener que pasar por esa experiencia. Cuando Jesús pidió que se le retirara esa “copa”, fue porque nadie sabía con certeza si la demostración pública seria exitosa. Mediante esta experiencia publica, todos los vicios del cuerpo astral y síquico de la Tierra que se había acumulado desde la “caída del hombre”, fueron dirigidos a través de aquellos individuos encarnados quienes permitían ser utilizados como peones o cascaras de esa fuerza.

Juan ayudo a la Madre María a sostener al Concepto Perfecto del hombre como co-creador con Dios, para que Jesús pudiera pasar por esta iniciación resucitando su forma física en la Mañana de Pascua, para beneficio de un discipulado inmerso en las dudas.

La Madre María y Juan entendían como desconectar, a través de la Luz y el Amor, el tirón que la gravedad ejerce sobre el cuerpo físico. Esto ellos lo aplicaron mientras estaban irguiendo la cruz, previniendo que se desgarrara el cuerpo de Jesús. Continuando con este relato, Las últimas palabras de Jesús no fueron “Padre, Padre porque me has abandonado?” sino “ Padre, como me has glorificado, en Tus manos encomiendo mi espíritu.” Entonces las palabras, “Todo está cumplido.” Se oyeron desde las inmediaciones de la cruz.

Jesús si experimento dolor por el abuso físico que se le infringió antes de la crucifixión. Pero no sufrió mientras estuvo en la cruz, porque él era maestro de la situación, y se había retirado del cuerpo lo suficiente como para no sentir dolor. Desafortunadamente algunas iglesias se enfocan en la agonía y la angustia de Jesús en la cruz.

Jesús le dijo a la Madre María que había recibido una dispensación especial (de la Junta Karmica), bajo la cual le fue posible visitarla y a Juan por treinta años, para darles ciertos puntos sobre la Ley que hasta ese entonces no habían sido permitidos ser dados. Como parte del plan para anclar las corrientes espirituales y expandir las enseñanzas, se requería que Juan y la Madre María se quedaran en Betania. Jesús añadió que se le permitió visitar a la Madre María y a otros por cuarenta días antes de su ascensión para explicarles la Ley.

Cuando Jesús contacto sus discípulos después de la resurrección, el ya no estaba operando en su cuerpo físico, sino que estaba operando en su Ser Cristico. Mientras estuvo en la tumba, y con la ayuda del MahaChohan y el Arcangel Gabriel Jesús trasmuto su cuerpo físico, enviándole rayos de luz desde su Presencia YO SOY atrayendo la esencia purificada del cuerpo físico dentro del Ser Cristico.

Jesús estaba entonces funcionando en su puro cuerpo de luz, en el cual cada átomo y electrón estaba bajo su control. Por lo tanto el podía variar la acción vibratoria del Ser Cristo a voluntad, permitiéndole hacerlo visible y tangible al grado en que él deseaba. Su cuerpo de luz no requería ingerir comida ni bebida, y no tenia piel ni huesos, pero Jesús podía hacer que pareciera ser un cuerpo de carne a sus discípulos, para convencerlos de su presencia tangible. Al aumentar la acción vibratoria de su Ser  Cristico, podía atravesar las paredes de los edificios sin dificultad. Habiendo Ganado la maestría sobre la material (energía, substancia y vibración), el podía hasta ayudarle a sus discípulos a realizar labores físicas.

Porque Jesús simplemente no ascendió desde la cruz? La Madre María explico que Jesús lo hubiese  podido hacer pero que se escogió la acción de la Llama de la Resurrección para reforzar la fe de sus discípulos y para establecer un foco para la Era Cristiana.

La Ascensión

Mientras la Madre María estuvo en Betania, caminaba hacia la colina sola cada día, tejiendo un patrón de luz. Mientras caminaba oraba y le enviaba su amor y gratitud a Dios, enviando sus invocaciones por la Victoria de Jesús. Este sendero de Luz penetro a través del reino síquico, conectándose con la conciencia de Vesta. Encima de este sendero más tarde Jesús camino hacia su triunfo. La energía elevadora del corazón de María construyo un patrón para la Llama de la Ascensión, utilizada para obtener la victoria de Jesús.  Su ascensión fue atestiguada por quinientas personas.

Jesús se le aparecía a la Madre María y a sus discípulos aveces por minutos y aveces por horas, por espacio de cuarenta días.  De esta manera, sus sentimientos se anclaron en la supremacía de las leyes  del Poderoso Dios. Los discípulos tenían que aprender que es posible que CADA estudiante de la verdad aplique la ley y obtenga la victoria de su manifestación.  La Amada  Señora Ascendida Madre María dijo  en un dictado: “LO QUE UNA PERSONA HA REALIZADO, TODOS PUEDEN HACER UN DIA.”

Reflexiones de Jesús

Sobre su última encarnación Jesús explico:

“Mi ministerio fue un ministerio de acción. Todos los días, antes de salir de la casa, grandes números de gente ya estaban reunidos principalmente para recibir alivio de toda clase de molestias y enfermedades de la mente y del cuerpo. Muy pocos venían a aprender la aplicación por medio de la cual había obtenido las oraciones para cesar la angustia. Aprendí que NUNCA bajo ninguna circunstancia se debía ir a servir sin antes HABER  ANCLADO  MI CONCIENCIA,  SENTIMIENTOS  Y  SER  EN  LA PRESENCIA DE DIOS.     Solo cuando estaba anclado firmemente en esa fe inmutable, y en la fortaleza de Su poder y Presencia, podía esforzarme por transmitir la conciencia de su bondad, a través de mis palabras y hechos hacia mi prójimo. Hombres y mujeres sinceras, llenas de fervor y entusiasmo, a menudo se lanzan sin haber obtenido la contemplación y comunión personal con su Ser Divino.

“Cuando los Pescadores en el barco se encontraban angustiados por el mar embravecido, de donde  recibí yo el poder para calmar las aguas? Había aprendido con la ayuda de mis padres y del Señor Maitreya desde la infancia a magnetizar la Paz. Esa paz se convirtió en un gran depósito y entonces le  dije a las aguas: “Paz, estad quietas’. Y naturalmente ELLAS RESPONDIERON PORQUE HABIA MAS ENERGIA CALIFICADA CON PAZ DIVINA YA REUNIDA A MI ALREDEDOR, QUE TURBULENCIA EN EL MAR DE GALILEA.”
“Antes de venir al mundo de las formas, fui ‘cargado’ con la misión de manifestar ante la humanidad  toda la perfección de nuestro Padre que está en el cielo. USTEDES TAMBIEN FUERON ‘CARGADOS’ CUANDO FUERON CREADOS.  AHORA, SU MISION ES SIMILAR A LA MIA!”

Jesús les pidió a los estudiantes del Puente de la Libertad que decretaran con sentimiento. El dijo ningún decreto es eficaz a no ser que sea acompañado con un gran sentimiento.

Después de su ascensión, Jesús se convirtió en el Chohan del Sexto rayo.  El 1º. de enero del 1956,  Jesús junto con Kuthumi se convirtieron en Instructores del Mundo. La Ascendida Maestra Lady Nada es ahora la Chohan del Sexto Rayo.

Jesús y la Madre María funcionan hoy como Jerarcas del Templo de la Resurrección. Podemos llamarlos para que flameen la Llama de la Resurrección a través de nuestros cuerpos y les restaure su condición original de juventud y salud.

La Nota Tonal del amado Maestro ascendido Jesús se encuentra en la canción, “Joy to the World”

Biografías de 107 Maestros Ascendidos por Werner Schroeder

Malta

"LA LUZ DE DIOS NUNCA FALLA"

contador de visitas

Grupo "YO SOY"
Heredia, Costa Rica
Tel. (506)7105-9507 - E-Mail: ascension@grupoyosoy.org
Derechos de Autor: La Gran Hermandad Blanca.
La Verdad contenida en esta página es para beneficio de la humanidad, divúlga su contenido con discernimiento.