Home
¿Quiénes Somos?
Primera Dispensación
Segunda Dispensación
Ley Oculta y Ley Abierta
¿Canalizaciones?
La Enseñanza Original
Conceptos Fundamentales
Instrucción Primaria
La Creación
La Presencia "YO SOY"
"YO SOY" Palabras Poderosas
Lámina Presencia´"YO SOY"
Los Siete Cuerpos
Los Chakras
La Ley Cósmica
Los Siete Principios
La Historia de la Humanidad
La Jerarquía Espiritual
El Tribunal Kármico
Vida y Reencarnación
Maestros Ascendidos
El Reino Angélico
El Reino Elemental
Los Siete Rayos
Las Llamas (Fuego Sagrado)
La Aplicación Diaria
La Meditación
La Llama Violeta
El Tubo de Luz
Círculo Electrónico
Los Decretos
La Visualización
Llaves Tonales (Música)
Meditaciones Diarias
El Chela y El Sendero
Las Siete Iniciaciones
Código de Conducta
La Ascensión
Crisis Actual
Actividad Grupal
La Respiración Rítmica
Transmisión de la Llama
Templos y Retiros
El Servicio
La Precipitación
Biblioteca
Galerías
Audio y Video
Clases
Novedades y Eventos
Sitios Web Recomendados
Donación
Contacto
Miembros
Comprar Libros
Grupo Serapis Bey
A.M.T.F
English (Original Teaching)

 

 

EL MAHÁCHOHÁN

MaháChohán

Hay un cargo de MaháChohán en la Jerarquía Espiritual así como el Ser Individual. "Señor MaháChohán" significa Gran Señor. Él es el Señor superior de los Chohanes.

El MaháChohán es una actividad del Tercer Rayo. Este ha sido el cargo a través del cual la Deidad [Godhead] trabajó sobre los Rayos desde el Tercero al Séptimo. Sin embargo, esta acción cambió recientemente (hace pocos años), y los Rayos Primero y Segundo están ahora también bajo la dirección del MaháChohán.

Un Ser tiene que desarrollar y encarnar todas las virtudes Divinas y tener la Maestría de todos los Siete Rayos antes de calificar para ser MaháChohán.

Un MaháChohán representa al Espíritu Santo (el cual consiste  de todas las cualidades Divinas de la Deidad) para un planeta. El Espíritu Santo representa Acción y Luz, y vitaliza cualquier Rayo que esté en acción. Es el director de la actividad del Espíritu Santo para la Tierra, la cual ayuda al desarrollo de los sentimientos Divinos en la humanidad.

"Santa Aparición" (Holy Ghost) realmente significa Espíritu Santo (la palabra "aparición" [ghost] se refiere a una cosa indefinida, efímera). El Espíritu Santo es la conciencia del Señor MaháChohán, Su poder, cualidades y actividades, Su Llama Cósmica.

Fue Él Quien envolvió a Jesús en Su Llama Cósmica en el momento del bautismo por medio de Juan el Bautista, dotando a Jesús con Sus poderes. Fue Su acción cuando el Espíritu Santo descendió sobre los discípulos diez días después de la Ascensión de Jesús — Pentecostés fue resultado de la radiación del Señor MaháChohán. Él los envolvió en Su Llama Cósmica la cual les dio la certeza, el coraje, la fuerza y el poder para transmitir la Enseñanza y las obras de Jesús. El “Confortador" del cual se habla, es el Señor MaháChohán.

El primer MaháChohán que vino con la Primera Raza-Raíz al principio, estableció la Llama del Espíritu Santo y la Llama del Confort aquí  en la Tierra. Los tres MaháChohanes de las primeras razas raíces siguieron con sus razas. Seres femeninos han ocupado este cargo.

REINO ELEMENTAL/PRIMER ALIENTO

El MaháChohán está a la cabeza del Reino Elemental; y es la autoridad sobre las manifestaciones en la Naturaleza. Atrae y suministra la energía usada en toda la Naturaleza y por la humanidad. Es el magneto para atraer ese poder desde el Sol.

Dirige las distintas formas de cultura y civilizaciones a través de la mente de los individuos encarnados para envolverlos y, así, desarrollarlos de acuerdo al Plan Divino.

El MaháChohán es el Ser que da el primer aliento a cada recién nacido; también toma el último aliento de todo individuo al desencarnar.

El Señor MaháChohán ha tenido contacto personal con chelas (estudiantes) a lo largo de eras, como lo tiene ahora.

Se ha dicho que el gran Ser Ascendido que es ahora Mahá-Chohán estuvo encarnado como Homero, el poeta ciego. Homero aprendió a armonizar su rebaño de cabras con la Llama del Confort. En  su siguiente encarnación, comenzó a usar la Llama del Confort cuando sólo tenía trece años de edad, lo asignaron para armonizar siete  mil personas por medio del uso de la Llama del Confort; sostuvo eso por cuarenta años. Poco después hizo Su Ascensión.

Su virtud particular es el Confort, el cual le da a la humanidad y a toda vida sobre la Tierra. Su símbolo es la Paloma Blanca. La paloma representa al MaháChohán, Quien es el representante del Espíritu Santo. Su estandarte es púrpura; sobre éste aparece el emblema de la paloma blanca de la cual emanan Siete Rayos. La hiedra — que es un símbolo de la vida eterna— parece ser su favorita y la utiliza con frecuencia. Usualmente usa una túnica blanca y turbante blanco con un topacio al frente del turbante. Utiliza el topacio a menudo. Tiene cabello dorado y Sus ojos son color ámbar. Usa la fragancia de canela. Su Llave Tonal es "Homing".

"La Ley de la Vida" Vol. 2 por A.D.K Luk, pag.74, Serapis Bey Editores S.A. Panamá

Malta

EL MAESTRO ASCENDIDO MAHACHOHAN

Introducción

MahaChohan significa “Gran Señor de los Rayos.” Cuando en la enseñanza utilizamos la palabra “MahaChohan”, se refiere a la Oficina del MahaChohan, así como al individuo que dirige a esta oficina.

El MahaChohan supervisa a los Siete Chohans, cada uno de los cuales gobiernan las actividades de uno  de los siete rayos.  Cada rayo expresa ciertas virtudes Divinas, tales como la verdad y el amor.

El primer MahaChohan que vino con la primera raza raíz al mero principio estableció en la Tierra la Llama del Espíritu Santo y la Llama del Confort.

Los tres MahaChohans de las primeras tres razas raíces han ascendido junto con sus razas raíces.

Responsabilidades de la Oficina del MahaChohan

El MahaChohan es el representante del Espíritu Santo. El Espíritu Santo es una energía tan pura como la luz blanca del sol, la cual contiene todas las cualidades Divinas.

El MahaChohan es responsable por la magnetización, distribución y redención de toda la energía utilizada en el reino humano, así como en los reinos angélico y elemental.

El incorpora y vitaliza todas las cualidades divinas de la Divinidad. A través de su cuerpo pasa toda la energía que sostiene y anima las evoluciones en y sobre la Tierra.  El supervisa a los siete Chohans.

La energía es la vida de Dios en acción. Es la sustancia de la cual toda forma no manifestada y manifestada se crea.

La sustancia de luz electrónica primitiva del universo es atraída a la atmosfera de la Tierra a través del Sol. Se concentra a través del MahaChohan y es dirigida luego, a los cuerpos de los siete Chohans. Mediante los Chohans de los rayos, esta misma energía es dispensada como alimento espiritual dentro  del reino humano, angélico y elemental.     Por consiguiente, la confortante radiación del MahaChohan es recibida por los siete Chohans quienes sirven bajo el y quienes a su vez, intensifican, energizan, califican  y dirigen las radiaciones especificas de su rayo.

Cada chela absorbe la cualidad Divina del rayo y difunde su radiación en parte conscientemente, dentro de su ambiente.

El reino angélico sigue el mismo procedimiento, pero los ángeles en vez de difundir la radiación, como el reino humano, la intensifican. Los elementales en su mayoría, siguen el mismo procedimiento que los ángeles.

Las chelas que reciben esta energía son responsables ante los Chohans por la manera en que la califican. Los Chohans, a su vez, son responsables por el uso de esa energía ante el MahaChohan. De la misma manera, el MahaChohan es responsable ante el Sol. Por lo anterior, el MahaChohan protege las energías que se dan durante los dictados a los alumnos.

Esta energía se le dio al MahaChohan en estado puro y si ha sido mal calificada, los chelas del MahaChohan deben transmutarla y devolverla al sol, porque fue el chela quien tomo la responsabilidad  de atraerla inicialmente. El MahaChohan es quien insufla el primer aliento a cada recién nacido y es el  que toma el último aliento de cada ser que desencarna en la Tierra.

Cuando se le invita, el MahaChohan magnificara los talentos individuales del chela.

El Sendero Espiritual del MahaChohan

El amado MahaChohan describió a los estudiantes como el califico para su posición.

A través de muchas edades, el Señor MahaChohan y sus antecesores se interesaron en la virtud y la cualidad del confort.  Ellos deseaban magnetizar el sentimiento del confort, irradiándolo a toda vida.

Cuando se presento una vacante en la oficina, el MahaChohan quería llenar está vacante pero tenía  dudas sobre si calificaría para ser el Santo Consolador para toda vida en la Tierra. En ese momento el amado Buda vino y lo alentó diciéndole que debería poner su atención no en si estaba calificado o no, sino preguntarse si quería la posición o no con todo su corazón.

El MahaChohan obtuvo la nueva posición porque con todo su corazón, el QUERIA ser una presencia consoladora para toda vida y unió este deseo con la acción. El aplico la auto disciplina necesaria para obtener la auto maestría sobre sus energías y se preparo para esta oficina.

Actividades del MahaChohan

Durante el bautismo realizado por Juan el Bautista, el MahaChohan envolvió a Jesús en su Llama Cósmica del Confort. Diez días después de la ascensión de Jesús, el MahaChohan envolvió a los discípulos de Jesús con su radiación (conocido como Pentecostés). Esta acción les dio la seguridad, coraje, fuerza y poder para llevar la enseñanza y trabajos de Jesús.

El MahaChohan está a cargo del reino elemental, y como tal, tiene autoridad sobre las manifestaciones  de la naturaleza. Cada inteligencia, desde el elemental más pequeño hasta el ángel mas grande, disfruta de la radiación del confort que fluye de él y que entra en sus mundos.

Con la ayuda del MahaChohan, cuyo servicio cósmico y momentum están dentro del gran poder de la Llama de la Resurrección, a Jesús le fue posible demostrar el poder dentro de la llama, al regresar su cuerpo a la vida y su espíritu a la inmortalidad. El fue entonces investido, por Ley Cósmica, con el poder y la autoridad, junto con la amada María su madre, para custodiar y sostener la Llama de la Resurrección desde el Templo de la Resurrección en donde el presta su servicio en la actualidad.

En la punta del sur de la India descansa una hermosa isla, en donde está localizado el Templo del   Confort del MahaChohan. En este foco sereno, los chelas y los Maestros Ascendidos  aprenden la  maestría sobre las energías cósmicas, con el objeto de ofrecer confort impersonal hacia la vida. El Señor MahaChohan concentra la cualidad cósmica del confort y la paz para toda la vida, no solo para la humanidad evolucionando por medio de la evolución en la Tierra, sino para la vida de la naturaleza, las fuerzas del reino elemental, el angélico, la vida de las aves y las criaturas cuadrúpedas también.

En la corte exterior del templo están los hermanos y hermanas que dirigen la llama a la estructura física de aquellos que desean cuerpos que no registren en absoluto ninguna enfermedad. Desde esta corte también los devas de la naturaleza y los constructores de la forma elemental, bajo la dirección del MahaChohan, supervisan la dirección de las corrientes rítmicas de la Llama de la Resurrección que provee las estaciones de crecimiento y cosecha.

Actividades Durante “El Puente de la Libertad”

El MahaChohan estuvo muy activo durante la actividad del Puente de la Libertad. El dio más dictados a los estudiantes que cualquier otro Ser Ascendido. La mayoría de sus dictados semanales han sido publicado por la AMTF bajo los títulos los Boletines Privados de ‘Thomas Printz’, Libro 1, y Los Boletines Privados de ‘Thomas Printz’ Libro 2.

Cuando un Ser Ascendido daba un discurso, el MahaChohan se ubicaba entre Geraldine Innocente y el  Ser Ascendido que estaba dando el dictado y la audiencia. Esto se realizaba para incrementar la  radiación para bendición de los estudiantes.

Al principio del Puente de la Libertad, el MahaChohan sugirió que se estableciera un centro de investigaciones similar al establecido por la Gran Hermandad Blanca en la Atlantida y Lemuria. El propósito de este laboratorio era el de verificar ciertos aspectos de la enseñanza. Desgraciadamente los estudiantes no expresaron interés en tal plan.

Inmediatamente después que la dispensación del Puente de la Libertad se hubiese concedido, la Ley Cósmica le emitió un ultimátum a la Jerarquía de la Tierra. De acuerdo con este decreto, Sanat Kumara debía regresar a su propio planeta Venus dentro de un periodo de 20 años. La Jerarquía reconoció de inmediato, por la razón que sigue, el gran peligro y dilema que esto significaba para la Tierra.

Cada planeta, para justificar su existencia en un sistema planetario, debe emitir una cierta cantidad de Luz. Esta Luz es la acumulación de la energía constructivamente calificada de su gente. Cuando Sanat Kumara debía regresar a Venus, el debía, por necesidad, llevarse su propia energía. Por lo anterior la Tierra entonces, al carecer Luz, no podía permanecer en órbita alrededor del sol.

Fue idea del MahaChohan introducir el Servicio de la Transmisión de la Llama para contrarrestar esta amenaza. El propósito del Servicio de la Transmisión de la Llama es combinar la respiración rítmica de los estudiantes con la radiación de la virtud Divina en particular del Retiro del Maestro Ascendido que estuvo abierto durante el periodo de treinta días.

Los Maestros Ascendidos reconocieron el trabajo conjunto de los Maestros Ascendidos y los estudiantes, al trabajar para el beneficio de la humanidad y llevar a cabo el Servicio de la Transmisión de la Llama, como la razón principal que contribuyo con el incremento la cuota de Luz de la Tierra haciendo posible que Sanat Kumara pudiera dejar la Tierra en 1956.

En cuanto a sus discursos semanales impresos en los arriba mencionados libros “Boletines”, el MahaChohan explico lo siguiente:

“Es mi responsabilidad  asegurarme de que cada  ser  humano en la  Tierra obtenga la auto maestría  y control. Es la única razón por la que les traigo mis palabras a vosotros queridos corazones semana tras semana implorándoles que controlen sus pensamientos, emociones y palabras.”

“SOY  RESPONSABLE PERSONALMENTE POR TODA LA  ENERGIA DISPENSADA  A  ESTA TIERRA, por la   que
debo rendir cuentas. Por lo tanto pueden imaginar mi gran gratitud y devoción al bendito Maestro Ascendido Saint Germain por su servicio en la purificación de la humanidad y todas las evoluciones que utilizan la Tierra como salón de clases! Estoy igualmente agradecido con individuos fieles, así como con  mi buenos y amables chelas a quienes ofrezco estas palabras, y quienes han escogido ayudarme para redimir la vida mal calificada.”

Se me asigna solamente una cierta cantidad de tiempo para hablarles porque la energías que les doy traen la responsabilidad de lo que ustedes harán con ella y por eso la mido bien. También mido el contenido de los “Boletines”, no sea que la Ley Cósmica no demande demasiado de aquellos que lo lean.”

Convirtiéndose en Chela del MahaChohan

El amado MahaChohan irradia el sentimiento de confort y paz a toda la vida en la Tierra. El confort y la paz son esenciales para el crecimiento espiritual de toda vida desde el elemental más pequeño, hasta los grandes seres todavía evolucionando en planos más elevados de existencia.

La gente a menudo pasa una gran parte de sus vidas dando confort a uno o a más miembros de su familia. Esto es admirable. Sin embargo el chela debe entender que para ganar su ascensión, debe convertirse una presencia confortadora para TODAS las formas de vida.  Ofrecer un servicio impersonal  va de la mano con ser una presencia confortadora. Aquí estamos hablando de un servicio que se ofrece sin consideración al dinero o ensalzamiento personal.

Cada chela que ama al MahaChohan puede probar fidelidad a su presencia procurando INCREMENTAR la cantidad de confort que trae a su casa, familia, estudiantes compañeros, compatriotas y los miembros de los reinos angélicos y de la naturaleza incluyendo las plantas.

El amado MahaChohan, hasta hace muy poco, no ha aceptado ningún alumno personal, dejando la instrucción y preparación de sus cuatro cuerpos inferiores a los siete Chohans. En el nuevo ciclo, sin embargo, ha abierto las puertas de su retiro sagrado a los chelas meritorios de sus Chohans y ha ofrecido en su misericordioso amor, enseñarle a quienquiera que lo desee a ser una presencia confortadora para toda vida. Este entrenamiento se hace durante la noche, mientras el cuerpo físico duerme. Los chelas aprenden como controlar la energía de sus pensamientos y sentimientos en circunstancias difíciles, obteniendo la maestría, y por ende, la de sus cuatro cuerpos inferiores.
El MahaChohan dijo:

“EL CHELA DEBE APRENDER A CONTROLAR Y SER MAESTRO DE LA ENERGIA DE SUS CUATRO CUERPOS INFERIORES LOS CUALES HAN DESARROLLADO CONSCIENCIA PROPIA, CONTRA CUALQUIER PROVOCACION YA SEA ESTA INTERNA O EXTERNA.”

“Requiere de una gran cantidad de dedicación y disciplina obtener el nivel de auto maestría necesaria para ser aceptado como chela personal del MahaChohan, los Chelas bajo su supervisión requieren desarrollar y obtener maestría en TODAS LAS VIRTUDES DIVINAS DE LOS SIETE RAYOS.

A los “pocos” que desean ayudarlo en su servicio, el les ofrece el entrenamiento, la disciplina, y el auto control necesario para convertirse en presencias confortadoras para otros. Por lo anterior, el prepara a  los individuos a ser “conductores”  de su naturaleza (la expresión del Espíritu Santo) para la humanidad,  y otras vidas desarrollándose en este planeta. Los pocos chelas que llenan los requerimientos son usualmente  recomendados  por  el  Chohan del  rayo  al  cual  ellos  pertenecen,  o  ellos pueden aplicar personalmente (a través de sus Santos Seres Crísticos) para ser entrenados en el Templo del Confort. A aquellos que aplican se les da la oportunidad de tener la atención individual de este Gran Señor. Debido  a las instrucciones que él les da, y por virtud de la proximidad de sus almas con la del MahaChohan, ellos gradualmente desarrollan una naturaleza semejante a la suya. Por lo tanto, se convierten de hecho en el Espíritu Santo en persona, actuando como puestos de avanzada de su presencia divina en el ambiente en el que ellos habitan.


El Maestro Jesús fue un ejemplo de esta presencia confortadora – y también lo fue el amado San Francisco de Asis. El Guardián Silencioso del Templo del Confort está constantemente buscando a  aquellos en cuyos en corazones el pueda ver el deseo de convertirse en esa presencia confortadora para la vida. Estas son marcadas y examinadas por nuestro Señor MahaChohan y si ellos llenan ciertos requisitos, se les una oportunidad de aprender cómo controlar las energías de sus pensamientos -para que solo pensamientos que brindaran confort a la vida nazcan en sus cuerpos mentales. También se les enseña como controlar sus cuerpos emocionales, de manera que contribuyan solo con sentimientos que AUMENTEN EL aura de confort del mundo veinticuatro horas del día y no solo durante las horas de aplicación o de culto religioso.

Los Chelas en entrenamiento aprenden a controlar sus cuerpos etericos, para que los recuerdos de amarguras pasadas, injusticias y angustias no puedan fluir más en la sustancia flexible de la luz universal y se sumen al manto masivo del karma que la humanidad respira cada vez que toman el aliento. Finalmente, se les enseña el control de sus facultades físicas, para que sus labios nunca pronuncien o hablen una palabra que no lleve confort e inspiración a los demás, para que sus manos nunca se alcen para hacer un gesto que sea menos que una bendición, para que sus ojos nunca envíen el fuego de la irritación o el desdén, sino que expresen la suave radiación del amor. Para que sus oídos nunca oigan o registren crueldad alguna sobre otra parte de la vida, y así ad infinitum.

Los discípulos de los amados chelas del Santo Consolador son alegres, pues expresan esta calidad de  vida consistentemente.  Cuando se les llama ante él, se les muestra cuanto han contribuido con el confort a la vida, en un periodo de veinticuatro horas.  Después de cierto tiempo, son aceptados o se les  devuelve para que incrementen su desarrollo en el bello arte del amor desinteresado y la fraternidad hacia sus semejantes.

Código de Conducta para un Discípulo del Espíritu Santo

  1. Estad siempre conscientes de que aspiráis a la plena expresión de Dios, y dedicad todo vuestro ser y servicio a tal efecto, tal como lo expresa de manera tan apta el primer mandamiento.
  2. Aprended la lección de la inofensividad – ni de palabra, pensamiento, sentimiento, infligid el mal sobre cualquier parte de la vida. Sabed que la acción y la violencia física no son más que la menor parte del pecado de la expresión nociva.
  3. Absteneos de remover el mar de emociones de vuestros hermanos sin pensarlo o deliberadamente sabiendo que la tormenta que ubiques en su espíritu tarde o temprano fluirán a las orillas de vuestra propia corriente de vida. En vez de eso, brindad tranquilidad a la vida, y sed como el salmista tan bien lo escribió: “aceite en aguas turbulentas.”
  4. Desvinculaos de la ilusión personal. No dejéis que la auto justificación revele que os amáis más a vosotros mismos que la armonía del universo.  Si estáis en lo cierto, no hay necesidad de aclamarlo.  Si  no lo estáis, rezad por el perdón. Al observaros, encontrareis las crecientes mareas de indignación entre otras sombras más sutiles en el camino del bien, llamado  de “la auto rectitud.”
  5. Caminad gentilmente a través del universo sabiendo que el cuerpo es un templo en el cual mora el
  6. Espíritu Santo que trae paz e iluminación a la vida en todas partes. Respetad vuestros cuerpos y mantenedlos respetuosamente limpios, como le corresponde a la habitación del Espíritu de la Verdad. Respetad y haced honor observando una dignidad gentil, a todos los otros templos, sabiendo que  muchas veces, dentro de un exterior tosco, arde una gran luz.
  7. Cuando estén en presencia de la naturaleza, absorban las bellezas y regalos de su reino, en gentil gratitud. No la profanen con pensamientos o sentimientos viles, o con actos físicos que despojen su belleza virgen.
  8. No forméis ni ofreced opiniones a no ser que seáis invitados a hacerlo, y eso solo después de elevar una oración y hacer una silenciosa invocación pidiendo guía.
  9. Hablad cuando Dios escoja decir algo a través de vosotros. En otras ocasiones, quedaos en paz silenciosa.
  10. Haced que el ritual de vuestras vidas, y la observación de las reglas de Dios sean tan discretas, que nadie sepa que vosotros aspiráis a la divinidad, no sea que la fuerza de la voluntad externa se enfrente con la vuestra, o que vuestro servicio sea invadido por el orgullo.
  11. Dejad que vuestros corazones sean una canción de gratitud que El Mas Alto os ha dado para que guardéis el Espíritu de la Vida, a través del cual vosotros escojáis ampliar las fronteras de su reino.
  12. Estad alertas siempre para usar vuestras facultades y los regalos el Padre de toda la vida os ha prestado de manera que se extienda su reino.
  13. No reclaméis nada para vosotros, ni poderes ni principados, así como no reclamáis como vuestro el aire que respiráis o el sol cuando los usáis libremente, sabiendo que Dios es el dueño de todo.
  14. Al hablar y actuar sed gentiles, pero con la dignidad que siempre acompaña la presencia del Dios viviente que está en vuestro templo.
  15. Constantemente ubicad todas las facultades de vuestro ser y todo desarrollo interno de vuestra naturaleza, a los pies del poder de Dios, tratando de manifestar la perfección a través de alguien que se encuentre en peligro.
  16. Dejad que vuestro santo y seña sea MANSEDUMBRE, HUMILDAD Y SERVICIO AMOROSO, pero no dejéis que la impresión de humildad se malinterprete por letargo, pues el sirviente del Señor, como el sol en el cielo esta eternamente vigilante y constantemente obsequiando sus particulares regalos.

El MahaChohan declaro:

“La unidad con vosotros mi fieles chelas, es mi gran deseo. Esto solo puede venir al vosotros pensar en mí. Vuestros deseos por la unidad e identificación conmigo se puede comparar con la luz de una central telefónica – ESTAD SEGUROS, YO VEO VUESTRA LUZ EN TODO MOMENTO Y RAPIDAMENTE RESPONDO.

Detengan las ondas agitadas de la mente en la superficie lisa de un lago en calma, y entonces en la  calma de esta meditación, yo os oiré y vosotros me oirán.”

“Sera un gran gozo y felicidad para vosotros amar a toda la vida libre! Sera una experiencia feliz y gloriosa para mi tener chelas en todo el mundo actuando como conductores de mi presencia  confortadora en sus propias esferas de influencia. Y lo mejor de todo, la luz del mundo incrementara por medio de vuestros ímpetus. De esta manera nos reunimos en servicio mutuo para el beneficio de toda vida ensombrecida y aprisionada.  Este es un lazo más fuerte que cualquier lazo terrenal, y dura para  toda la eternidad. Los Gurús y los chelas sirviendo juntos de esta manera se convierten en hermanos y hermanas de luz marchando hacia adelante y hacia arriba, en la escalera de la evolución, y el lazo cósmico crece y se hace mas fuerte a través del amor.”

La llama gemela del MahaChohan es Pallas Atenea, la Diosa de la Verdad. El MahaChohan dijo lo  siguiente sobre Pallas Atenea:

“La verdad es muy querida para mí. Ella es el complemento de mi corriente de vida. Cada chela debe aprender a conocerla y amarla antes de ser libres.”

El MahaChohan usualmente usa una túnica y turbante blanco. El frente del turbante está decorado con  un topaz.
El símbolo del campo de fuerza del MahaChohan es una paloma blanca. Su bandera  consiste de un  fondo morado, encima del cual está ubicado el emblema de la paloma blanca de la cual emanan siete rayos.

La Nota Tonal del MahaChohan es la misma que la de Pallas Atenea, la cual está contenida en la melodía “Homing” por Teresa Del Riego. Esta es una melodía compuesta hace mucho tiempo, por lo cual es difícil obtener una interpretación moderna. La melodía “At Dawning” (Al amanecer) por Cadman, la cual es la Nota Tonal del Templo del Confort también puede ser usada para atraer la radiación del MahaChohan.

Biografías de 107 Maestros Ascendidos por Werner Schroeder

Malta

"LA LUZ DE DIOS NUNCA FALLA"

contador de visitas

Grupo "YO SOY"
Heredia, Costa Rica
Tel. (506)7105-9507 - E-Mail: ascension@grupoyosoy.org
Derechos de Autor: La Gran Hermandad Blanca.
La Verdad contenida en esta página es para beneficio de la humanidad, divúlga su contenido con discernimiento.