Home
¿Quiénes Somos?
Primera Dispensación
Segunda Dispensación
Ley Oculta y Ley Abierta
¿Canalizaciones?
La Enseñanza Original
Conceptos Fundamentales
Instrucción Primaria
La Creación
La Presencia "YO SOY"
"YO SOY" Palabras Poderosas
Lámina Presencia´"YO SOY"
Los Siete Cuerpos
Los Chakras
La Ley Cósmica
Los Siete Principios
La Historia de la Humanidad
La Jerarquía Espiritual
El Tribunal Kármico
Vida y Reencarnación
Maestros Ascendidos
El Reino Angélico
El Reino Elemental
Los Siete Rayos
Las Llamas (Fuego Sagrado)
La Aplicación Diaria
La Meditación
La Llama Violeta
El Tubo de Luz
Los Decretos
La Visualización
Llaves Tonales (Música)
Meditaciones Diarias
El Chela y El Sendero
Las Siete Iniciaciones
Código de Conducta
La Ascensión
Crisis Actual
Actividad Grupal
La Respiración Rítmica
Transmisión de la Llama
Templos y Retiros
El Servicio
La Precipitación
Biblioteca
Galerías
Audio y Video
Clases
Novedades y Eventos
Sitios Web Recomendados
Donación
Contacto
Miembros
Comprar Libros
Grupo Serapis Bey
A.M.T.F
English (Original Teaching)

 

 

EL SEÑOR GAUTAMA

Gautama

El Señor Gautama y el Señor Maitreya fueron las primeras corrientes de vida que respondieron al Amor de Sanat Kumara para ofrecerse como voluntarios después de que Él llegara a la Tierra y la tomara bajo Sus alas —por así decirlo.

Las posiciones de la Jerarquía fueron siempre ocupadas por Seres Ascendidos de otros planetas y no por Seres que alcanzaron Su logro en la Tierra. El Ser que sostenía la posición de Buddha pidió ser liberado de modo que pudiera continuar con Su propia evolución. Se requería que uno de entre los guardianes de la Tierra se desarrollara y encarnara la Naturaleza de Dios para calificar para la posición de Buddha. Tanto el Señor Gautama como el Señor Maitreya se ofrecieron a hacer el esfuerzo.

Ellos pasaron entonces por muchas encarnaciones en la Tierra, y muchas veces mientras estaban encarnados al mismo tiempo, ambos pasaban por similar entrenamiento. Esto fue hecho no en competencia sino en servicio amoroso; y entre encarnaciones en los ámbitos internos, comparaban sus experiencias y progreso.

El Señor Gautama conoció gran Luz e Iluminación en Lemuria. Se ha dicho que fue el primero de veintinueve Zarathustras; que fue Hermes del antiguo Egipto, conocido como "Padre de Toda Sabiduría", y Orfeo de Grecia.

Estuvo encarnado como el Príncipe Siddhartha Gautama, el hijo de un rey en India. Nació el 8 de Mayo (563-483 A. C, de acuerdo al diccionario), encarnando esa vez sin karma personal. Nació protegido dentro del palacio y no sabía de las penalidades, enfermedades y muerte de la humanidad. Se casó con la Princesa Yasodhara (Su Rayo Gemelo). Tuvieron un hijo (Rohula) y mientras éste era aún un bebé, Siddhartha dejó el hogar y a la familia, renunció a Su ascensión al trono para ir en búsqueda de la Verdad. Se convirtió en asceta y después de seis años, entró en profunda meditación -contemplación, tiempo en el cual confrontó muchas cualidades humanas y tentaciones.

Se elevó a Sí mismo en conciencia, a través de aplicación consciente, pasando a través de diferentes esferas (niveles de conciencia) y hacia la Gran Luz Eterna; convirtiéndose así en maestro sobre la vibración, la energía y la sustancia. Él fue más allá que algunos, en busca de lo último —si bien en realidad no hay tal, ya que hay alturas aún mayores que alcanzar, prescindiendo de cuán lejos pueda uno ir.

Logró la Iluminación y se transfiguró. Desde ese momento se le atribuyó a Él, el término de "El Iluminado". Alcanzó las calificaciones de un Buddha y fue conocido como Gautama Buddha o sólo Buddha. Realizó este logro en los niveles internos, en siete años, mientras que Su cuerpo físico estaba sentado bajo el árbol-Bo en Gaya y bajo el cuidado de algunos de Sus chelas. Luego regresó, descendiendo conscientemente, y de nuevo funcionó por medio de Su cuerpo físico, sacrificando así Su logro interno. Esta renuncia y los siglos de entrenamiento es a lo que se le llama el Gran Sacrificio. Reanimó Su cuerpo físico, el cual se adelgazó extremadamente, y otra vez se desenvolvió entre la humanidad, expresando la Naturaleza de la Divinidad. Así sirvió en el mundo de la forma por cerca de cuarenta y cinco años, hollando la tierra de India, enseñando la Verdad por medio de la palabra, la radiación y el ejemplo, haciendo énfasis en el Sendero del Medio. Realizó una gran misión.

El Señor Gautama llegó, mientras estaba en encarnación Física, hasta el punto donde su aura estuvo tan cargada con las cualidades Divinas que al posarse sobre una corriente de vida, causaría que esa persona experimentara una exaltación de conciencia. Magnetizó grandes corrientes de energía en ese período de vida así como en encarnaciones anteriores las cuales continúan irradiando Sus bendiciones a la humanidad.

El Señor Gautama sirvió un tiempo como Chohán del Séptimo Rayo.

"La Ley de la Vida" Vol. 2 por A.D.K Luk, pag.70, Serapis Bey Editores S.A. Panamá

Malta

EL SEÑOR GAUTAMA, SEÑOR DEL MUNDO

El Señor Gautama es un guardián de Venus, quien estuvo entre los treinta guardianes de avanzada de Venus, que preparo el camino para Sanat Kumara.  El obtuvo gran iluminación en Lemuria.

El Señor Gautama y el Señor Maitreya estuvieron entre los primeros individuos en solicitar membrecía para el consejo de Shamballa. Ellos pidieron entrenamiento y ayuda para prepararse y unirse al gran trabajo de convertirse en portadores de la luz para la humanidad.

El Señor Gautama nació hijo de un rey en la India hace cerca de 2,500 años. El nació sin ningún karma destructivo y fue educado en un ambiente de quietud y belleza. Hermosos jardines rodeaban el palacio del rey. Estos jardines tenían las más perfectas manifestaciones de la vida vegetal y animal. A los sirvientes se les solicitaba no decirle al niño que estaba creciendo acerca de las condiciones imperfectas existentes más allá de las paredes del jardín.

Un día, sucedió algo que cambio la vida del Señor Gautama. Fue totalmente sacudido por el comentario descuidado de un sirviente, acerca de las condiciones de hambre y caos existentes en toda la India. El Señor Gautama dejo el palacio de su padre, su esposa e hijo, renunciando de esta manera a su sucesión al trono y se propuso controlar sus energías y encontrar la verdad Divina.
Entro entonces en un bosque, y durante un periodo largo de tiempo y meditación dirigió sus conciencia a través del reino síquico que rodea la Tierra, finalmente entrando a los reinos divinos de perfección. Durante este periodo de tiempo de siete años, su cuerpo físico permaneció en el bosque. Aveces, el  Señor Gautama volvía a la conciencia, al reino físico y participaba de la comida y bebida que los viajeros que pasaban dejaban. El también estaba nutrido por la energía espiritual que se llama prana, la cual se encuentra en el aire, esa que Jesús llamo “la comida de la que vosotros no sabéis.”

Bajo la amorosa dirección de Palas Atenea y de otros Seres Ascendidos, la conciencia proyectada del Señor Gautama procedió a través las Siete Esferas alrededor del Sol, la escuela de los individuos que están a punto de encarnar en la Tierra. El empezó en la Séptima Esfera (la esfera que está más cerca de la Tierra), y continúo a través de las otras esferas hasta que llego a la primera esfera, tomando  conciencia y absorbiendo las cualidades de cada esfera a medida que avanzaba.

Procediendo más allá, se encontró cara a cara con la Divinidad de nuestro sistema solar, los amados Helios y Vesta. El los vio y entendió la verdad eternal que DIOS ES BUENO, que Su deseo para toda su creación es el BIEN, y que las apariencias angustiosas de imperfección en esta Tierra NO ERAN LA VOLUNTAD DE DIOS – NI ESTABA DE ACUERDO CON SU PLAN DIVINO! Esto también quería decir que el amado Señor Gautama se disciplino a sí mismo, pero no le exige esa disciplina a los demás.

Gradualmente, el Señor Gautama se dio cuenta que el gozo de la presencia con los Padres Divinos no era suficiente, y que debía ceder su gozo, también llamado Nirvana, para realizar su propio plan divino. Esto quería decir que el Señor Gautama tenía que traer de vuelta el conocimiento que obtuvo para compartirlo en el reino físico con los demás.

De esta manera empezó el peregrinaje del Señor Gautama en la India.  La Jerarquía tenía la esperanza  de que el conocimiento de esta verdad se esparciera por el resto del mundo. Durante su peregrinaje, el Señor Gautama se asocio con Ananda (anteriormente encarnado como Moisés). Sin embargo,  esta  misión no fue exitosa al principio. Algunos monjes, su esposa e hijo, se hicieron creyentes. Las fuerzas Oscuras del reino síquico no dejaban que la luz se expandiera al resto del mundo. Mediante la influencia de la Maestra Ascendida Kwan Yin, sin embargo, las enseñanzas del Señor Gautama fueron llevadas a la China.

El Señor Gautama sirvió a Dios y a la Gran Hermandad Blanca enseñando las leyes de Dios por medio de la palabra y del ejemplo, enfatizando el Sendero del Equilibrio, el Sendero del Camino del Medio. Su aura estaba tan cargada con cualidades divinas, que cuando una persona se le acercaba, le causaba experimentar la exaltación de la conciencia.  El cumplió una magnifica misión.
El Gran Señor Gautama califico para la oficina de Buda por su deseo ardiente de traerle confort y bendiciones a la vida.

El propósito de un Buda es sostener el aura spiritual del planeta el tiempo suficiente como para nutrir los cuatros cuerpos de la humanidad, desarrollándolos hacia la Maestría Divina. Antes de Kwan Yin y de  Saint Germain, el Señor Gautama sirvió como Chohan del Séptimo Rayo.

El primero de enero 1956, el Señor Gautama tomo el lugar de Sanat Kumara como Señor del Mundo y director de la Gran Hermandad Blanca.  Sanat Kumara había servido en esta oficina por millones de  años.  El Señor Maitreya está sirviendo ahora como el Buda.

Precipitando y cumpliendo Tu Misión

El Señor Gautama les explico a los estudiantes del Puente de la Libertad que algunas de sus enseñanzas originales fueron posteriormente distorsionadas. El dijo que no es la voluntad de Dios vivir en la pobreza, experimentando la falta de ninguna cosa buena, que si se la pusiera a buen uso, le permitiera lograr su plan divino mucho más fácil, rápido y perfectamente. El Señor Gautama enseño como desapegarse del orgullo espiritual al conocer la leyes de la vida, no dándole poder a la enfermedad o a ninguna apariencia inarmoniosa externa.

El Señor Gautama dio varios discursos a los estudiantes del “Puente de la Libertad.” A continuación se citan extractos:

“El Sendero del Buda es sostenerse en ese balanceado Camino del Medio infinito, sin importar lo que nos informen nuestros sentidos, lo que vean nuestros ojos, u oigan nuestros oidos. Cualquier revelación que tenga de venir, sostener ese equilibro y retener el control consciente de vuestros vehículos, es la  maestría que verdaderamente enseñe y que enseño a aquellos que eligen venir dentro del ámbito de mi aura. Manteniendo la paz, sin importar la fuerza de los elementos, y sin importar el caos del mundo exterior – así es como el aspirante o chela que sigue el camino de Buda debe aplicarlo.”

“Cada Santo y Ser Ascendido ha tenido una tentación de tiempo en tiempo, como le sucedió a Jesús en  el monte de Getsemaní, pidiéndole al Padre de Luz que le quitara esa copa. Sin embargo, cada Santo y Ser Ascendido ha perseverado en su servicio particular a la luz hasta el final, y aquellos que pidieron que todo cesara, seguramente se les dio, pues Dios es un Dios de misericordia y amor. A los chelas que dejaron sus propósitos sin terminar y han enfrentado a la Junta Karmica con sus cestas vacías sin los fajos del logro, a estos se les ha dado descaso en el Reino de los Durmientes y se les ha permitido estar presentes con su Gurú para darle más fuerzas.         

Después vinieron a la Tierra  de nuevo con la misma misión que no habían llevado a cabo anteriormente – PUES HASTA QUE LOGREIS TU MISION, HASTA QUE HAYAIS LLEVADO A CABO CON EXITO EL PROPOSIDO POR EL CUAL ENCARNASTE, NO TENDREIS LA PLENITUD DE VUESTRA ASCENCION!”

“Muchas veces he pensado que si hubiese regresado a la casa de mi padre y vuelto con mi esposa e hijos y tomado la regencia de la Luz en Asia, hubiese parecido ser una obra noble. Sin embargo, fueron las oraciones y la fuerza del Gurú las que me guiaron, las que me evitaron la decepción de la mente humana, la cual a menudo entreteje sugerencias y motivos de naturaleza poco divina.”
“Yo enseñe en la India hace cientos de años, como sabéis. Ahora, muchos en la India escogen  reconocer y hacer honor a mis enseñanzas, a pesar de que HACE 2,500 AÑOS SOLO UNOS POCOS MONJES POLVOROSOS Y MUCHOS BASTANTES TRANSEUNTES ERAN LOS INTERESADOS.”

“Amados, por favor sabed que cuando nosotros venimos, os damos nuestra luz que está calificada con todo el momentum de nuestra vida. Es preciosa! Esta entra en vuestros sentimientos y mentes, se convierte en parte de vuestros cuerpos etericos y entra la sustancia de sus cuerpos. Así que mis  queridos, no la disipen tan pronto como hayamos terminado de hablarles. Es el regalo más grande del mundo, cuando cualquier ser divino les da de su propia luz. Esta es la comunión de los santos! Vuestras copas están llenas! Es una esencia preciosa que se puede perder al utilizar mal vuestras lenguas o cualquiera de vuestros sentidos. Conservadla, cada uno de vosotros un santo grial sagrado y bendecido por el Señor del Mundo.”

“Los cuerpos se cansan y la mente se fatiga y nosotros sabemos esto, habiendo pasado por lo mismo, pero les podemos asegurar que los que sean fieles hasta el final, vestirán el manto sin costura y la hermosa corona de la victoria y no conocerán remordimiento por lo que ‘pudo haber sido’.

“Así que donde quiera que vuestro sendero os haya puesto, si vuestra mano esta en el arado, mi mano descasa sobre las vuestras. CORRED POR VUESTRO SURCO HASTA EL FINAL Y ENTONCES  CUANDO VENGAIS A SALUDARNOS, PODREMOS DECIR, COMO SE DIJO HACE TIEMPO. “BIEN HECHO MI BUEN Y FIEL SERVIDOR.”

El retiro del Señor Gautama está en Templo de Shamballa. Si se le solicita, el ayudara a los chelas a equilibrar sus cuatro cuerpos inferiores. El patrón electrónico de su campo de fuerza es un loto abierto.  Su Nota Tonal está contenida en la melodía “Canción de la India” (Song of India)

Biografías de 107 Maestros Ascendidos por Werner Schroeder

Malta

"LA LUZ DE DIOS NUNCA FALLA"

contador de visitas

Grupo "YO SOY"
Heredia, Costa Rica
Tel. (506)7105-9507 - E-Mail: ascension@grupoyosoy.org
Derechos de Autor: La Gran Hermandad Blanca.
La Verdad contenida en esta página es para beneficio de la humanidad, divúlga su contenido con discernimiento.